Berlín, 9 Jun (Notimex).- “Si se tratara de competencias y calificaciones, el mexicano (Agustín Carstens) apenas si tendría competidores para el puesto” de director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo hoy la edición alemana del Financial Times.

Recordó que “por su Doctorado en la Universidad de Chicago recibió varios premios académicos. Como ministro de Finanzas y actual jefe del banco central mexicano, tiene parte en el logro de México de convertirse en una de las economías más sólidas entre los países emergentes”.

El rotativo publicó este jueves una entrevista que realizó con el gobernador del central Banco de México en coincidencia con su visita a Frankfurt, sede del Banco Central Europeo (BCE).

En la entrevista el funcionario mexicano insiste en que “el próximo jefe del FMI debe ser escogido en base a sus competencias y cualificaciones”, y agregó que en ese proceso la nacionalidad no debe jugar un papel.

Hasta el momento sólo Carstens y la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, han hecho públicas sus aspiraciones, que se dan en el marco de la tradición de que un europeo ocupe el principal cargo del organismo financiero internacional.

Este viernes vence el plazo para la presentación de candidaturas, mismo día en que el gobernador del Banco de México estará en India mientras la semana próxima prevé presentar su candidatura en Pekín, Tokio y Washington.

El diario especializado en finanzas agregó que “el economista, seguro de sí mismo, que tiene 53 años, acariciaba ya desde antes el proyecto de asumir ese influyente puesto”.

“Cuando Dominque Strauss-Kahn tuvo que renunciar por las acusaciones que enfrenta por violación sexual y dejó vacante el asiente en el FMI, Carstens no titubeó y declaró su candidatura”, añadió.

Indicó también que “fue durante tres años vicedirector del FMI y conoce la vida interna del Fondo, que es tan poco transparente”.

“Medida por sus criterios (los de Carstens) Christine Lagarde, Ministra de Finanzas de Francia, no es una competidora para el puesto que se pueda tomar en serio”, acotó el diario.

De la aspirante francesa el rotativo comentó que “la elegante abogada tiene fama de poder llevar a cabo en forma excelente tareas de representación y de ser una estupenda negociadora, pero de acuerdo a gente que sabe, no tiene mucho conocimiento ni interés en el tema financiero”.

Agregó que “Carstens quiere luchar y quiere poner el acento en la demanda de los países emergentes, de que el aumento de su peso económico les da derecho al puesto máximo de la organización financiera más poderosa”.

“Carstens conoce situaciones como la de Grecia de primera mano”, agregó el diario porque la situación de México era comparable hace 15 años con la de Grecia. “Hoy México, a pesar de sus problemas con la mafia de la droga, está considerado como un país modelo del mundo emergente”, añadió.

Sobre sus estudios en la Universidad de Chicago, el candidato mexicano indicó que “en Chicago no aprendí religión sino que obtuve instrumentos analíticos”.

Y como prueba de su proceder no ideológico cita que México disminuyó el sufrimiento de los pobres por medio de subvencionar la tortilla, una medida que contó con su aprobación.

Para Carstens es ya un éxito que Estados Unidos todavía no se ha pronunciado en forma oficial, concluyó el diario.