Ankara, 9 jun (EFE).- Más de un millar de sirios cruzaron en las últimas 24 horas la frontera turca para escapar de la cruenta represión en su país, informó hoy la agencia semioficial Anadolu.

Desde el pasado jueves son ya 1.577 personas las que han buscado refugio en Turquía.

Los sirios huyen de una posible represalia del régimen de Bashar al Asad en la población de Cisr as Shugur, a unos 20 kilómetros de la frontera turca, donde al parecer resultaron muertos 120 policías.

Los refugiados han sido destinados a un campamento levantado en la localidad fronteriza turca de Yayladagi, a donde también han sido enviadas ambulancias para hacerse cargo de posibles heridos sirios.

Un portavoz municipal dijo que desde ayer han cruzado la frontera 1.050 sirios, que han sido acogidos por la organización Luna Roja y que reciben tres comidas al día.

Debido al agravamiento de la situación en Siria y al creciente interés de los medios extranjeros, el ministerio turco de Exteriores decidió establecer un centro de prensa en Yayladagi, donde está el campamento de refugiados sirios.

La agencia Anadolu subrayó que el número de sirios que ha huido a Turquía ha aumentado enormemente desde ayer, después de que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmara que las puertas de Turquía no se cerrarán al pueblo sirio.

“En este momento, cerrar nuestras puertas (a los sirios) está excluido. Los acontecimientos en Siria son tristes y los seguimos con preocupación”, comentó Erdogan, mientras su ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, subrayó que Turquía se prepara para una entrada masiva de sirios. EFE