Atenas, 9 jun (EFE).- Los sindicatos griegos volvieron a movilizar hoy a sus seguidores en una jornada de huelgas protestas convocadas en contra de nuevos recortes e impuestos anunciados por el Gobierno parar tratar de hacer frente a la grave crisis por la que atraviesa el país.

Las protestas se llevaron a cabo antes de que el Consejo de Ministros apruebe un nuevo acuerdo de medidas de ahorro, que obtuvo el visto bueno de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), con el objetivo de “liberar” 78.000 millones de euros hasta 2015.

Los empleados de las empresas estatales, de los puertos y los bancos fueron llamados a una huelga de 24 horas y los funcionarios públicos y de los hospitales públicos, del transporte urbano, a un paro de media jornada laboral.

Según la policía de Atenas, unas 10.000 personas participaron en la manifestación conjunta, que los sindicatos calificaron de éxito, al igual que el resto de movilizaciones.

Los trenes y el tren de cercanías que conecta la capital helena con el aeropuerto internacional de Atenas “Elefterios Venizelos” han quedado fuera de servicio durante todo el día y los hospitales públicos atienden sólo casos de emergencia.

Los sindicatos se han dado una nueva cita para la huelga general de 24 horas para el 15 de junio, y otras dos para el 21 y el 28 del mismo mes.