México, 9 Jun. (Notimex).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa promulgó la reforma constitucional en materia de derechos humanos, la cual constituye, dijo, “la mayor ampliación de los derechos de los mexicanos que se haya visto en décadas”.

El mandatario subrayó que, sin duda, México enfrenta grandes desafíos en el esfuerzo por consolidarse como un país de leyes, de paz, con justicia y en democracia.

“Vencer la impunidad, someter a la criminalidad, hacer de México un país de leyes y ello, no sólo no sacrificando, sino aun ampliando los derechos humanos y las garantías de quienes están en el territorio, es un enorme desafío, pero que hemos asumido con puntualidad”, anotó.

Acompañado por los presidentes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva; de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza; y del Senado, Manlio Fabio Beltrones, el presidente Calderón planteó que con la reforma se da al país las mejores herramientas para proteger los derechos humanos.

Calderón Hinojosa destacó que se establece, añadió, la obligación de todas las autoridades de prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, además de que se prevé la expedición de una ley de reparación del daño que permita adecuar la legislación a los estándares internacionales.

Además se amplían los mecanismos para la protección de los derechos humanos al incorporar al sistema jurídico el principio de “proderecho”, que señala que cuando los jueces encuentren una contradicción de derechos deberán aplicar aquel que resulte más favorable al ciudadano, detalló el presidente Felipe Calderón.

La reforma, precisó el presidente Calderón, establece también que la selección del titular y los consejeros de la CNDH, así como de los organismos a nivel estatal, deberán darse a través de mecanismos de consulta pública, e instaura el principio de autonomía para los mismos.

El Ejecutivo federal subrayó que la reforma obliga a las autoridades a atender las recomendaciones de la CNDH o de las comisiones estatales, y en caso de negativa los mandata a comparecer ante los órganos legislativos a fin de explicar puntualmente las razones que la motivaron.

De igual manera, apuntó, se abren espacios para el asilo político y el refugio humanitario en el país, y se fortalece el respeto a los derechos humanos de los migrantes.