México, 9 jun (EFE).- La Fiscalía de Michoacán localizó los cadáveres de hombres esparcidos por varias calles y salidas de Morelia, capital de ese estado mexicano, de los que se han identificado a 14, la mayoría jóvenes que fueron torturados, informó hoy una fuente oficial.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) del occidental estado de Michoacán indicó en un comunicado que catorce de las 21 víctimas, localizadas la noche del miércoles en varios puntos de la capital michoacana, fueron identificadas por familiares.

La fuente indicó que de los identificados tres tenían 19 años, dos 20, uno 21, y los demás entre 24 y 36 años.

Explicó que los hallazgos ocurrieron después de que las autoridades recibieran llamadas a su número de emergencias, hechas con diferencia de unos minutos y a partir de las 20.55 hora local.

Inicialmente fueron cinco los cadáveres hallados en el barrio Puerto de Buena Vista. Los cinco estaban apilados y no presentaban lesiones de arma de fuego o blanca, pero sí signos de tortura.

Minutos más tarde, la policía fue alertada de otros tres cadáveres abandonados en Atapaneo. Las víctimas, que tenían huellas de ahorcamiento y lesiones de bala en la cabeza, estaban maniatadas y sus rostros cubiertos con cinta adhesiva.

Otros tres fueron encontrados en la salida a la carretera a Quiroga. Las víctimas fueron asfixiadas después de ser torturadas.

En la carretera Morelia-Salamanca, a la altura del municipio Tarímbaro, fueron localizados cinco cadáveres más amontonados.

Finalmente, indicó la PGJ de Michoacán, en la salida a Pátzcuaro la policía encontró otros cinco cuerpos abandonados en un camino rural. Las víctimas tenían los ojos vendados.

La Fiscalía explicó que las investigaciones realizadas hasta ahora señalan que en todos los casos las víctimas fueron asesinadas en un lugar distinto al que fueron encontrados.

Algunos medios locales han publicado que junto a los cadáveres fueron dejados mensajes en los que se advierte que serán asesinados quienes roben o secuestren, pero la PGJ no hace mención en su comunicado sobre esa versión.

El estado de Michoacán ha sido el feudo del cartel de La Familia, uno de los más importantes y violentos de México, dedicado al narcotráfico, el secuestro y la extorsión.

Recientemente, la Policía Federal informó que el cartel de La Familia sufre una escisión que enfrenta a dos líderes que defienden sus posiciones apoyados por sus sicarios.