Charlotte, NC., 9 Jun. (Notimex).- Dentro de este nuevo caso de dopaje en la selección mexicana aparece nuevamente el nombre del doctor José Luis Serrano, quien fue uno de los castigados por los acontecimientos en la Copa Confederaciones Alemania 2005 con Aarón Galindo y Salvador Carmona.

En aquella ocasión, dichos jugadores fueron separados del plantel que disputaba esa competencia por haber dado positivo en un control antidopaje previo, al igual que en esta ocasión, dando positivo en esteroide norandostrerona.

Por esa falta, el Comité Disciplinario de la Federación Internacional de la FIFA castigó a ambos defensas con un año de suspensión de toda actividad deportiva, además de multas económicas para gente de pantalón largo, entre ellos José Luis Serrano.

El elemento de Toluca, que fungía como médico del Tri, fue obligado a pagar cinco mil francos suizos, sin que nunca se pronunciara al respecto.

Ahora, seis años después, se vuelve a dar un caso de dopaje con el Tricolor, en lo que Guillermo Ochoa, Francisco Javier Rodríguez, Edgar Dueñas, Antonio Naleson “Sinha” y Christian Bermúdez presentaron clembuterol.

Dichos elementos ya fueron suspendidos del Tri y no podrán seguir participando con el equipo en lo que resta de la Copa Oro 2011, caso que se analizará el viernes por parte de la Concacaf.