La madrugada del miércoles pasado, la Caravana del Consuelo se dio cita en la plaza de Colegio Civil del centro de Monterrey, Nuevo León, donde se escuchó el testimonio de familiares de víctimas de la delincuencia. Al término del evento, el poeta Javier Sicilia se trasladó con el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Adrián de la Garza Santos, a quien le demandó fijar plazos para esclarecer la desaparición de víctimas en Nuevo León.

La petición fue atendida inmediatamente, pues el funcionario estatal expresó su disposición para reabrir los expedientes de los desaparecidos, entre los que se encuentran ciudadanos locales y de otras entidades federativas, así como oficiales de Tránsito, entre otros. De la Garza designó a Javier Flores, subprocurador del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estados como interlocutor y será, quien de forma directa, presentará el estatus de cada uno de los 32 casos planteados.

El jueves por la mañana, la propuesta del poeta –quien lidera la Caravana del Consuelo que ayer por la noche llegó a su destino: Ciudad Juárez– tomó dimensión nacional: en el marco de la XXV Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, donde estuvieron presentes el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, y la titular de la Procuraduría General de la República, Marisela Morales, se acordó crear dos bancos nacionales de datos que contengan información de los cuerpos no identificados y de las personas desaparecidas, con el objetivo de tener datos certeros sobre estos fenómenos generados por la confrontación y actividad de diversos grupos criminales.

Sobre este tema hablarán este viernes el director general de la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR, Miguel Óscar Aguilar Ruiz, y el titular del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia de esa dependencia, el contralmirante Horacio Fourzán Esperón.

Además de esta propuesta, también se hará del conocimiento de los procuradores, de crear un registro interinstitucional de decesos relacionados con la rivalidad delincuencial en México. Los tres bancos de datos serán administrados por el gobierno federal.

A su vez, la titular de la PGR también impulsará el Proyecto Alerta Amber, cuya meta central es buscar a menores de edad desaparecidos. Este proyecto ya se aplica en varios países y ha brindado buenos resultados para encontrar en otras naciones o en sus lugares de origen a niños y jóvenes secuestrados, desaparecidos o no localizados.

El procurador de Justicia de Michoacán, Jesús Montejano Ramírez, también tocará la problemática nacional de las personas desaparecidas, a raíz del secuestro de que han sido objeto mexicanos por parte del crimen organizado. De igual manera, el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Salvador Beltrán del Río, propondrá la creación de un registro de extranjeros, a raíz del secuestro de migrantes.

El encuentro analizará también la polémica figura judicial del arraigo, que permite mantener en manos policiales a presuntos miembros del crimen organizado mientras construye el caso en su contra.

La aplicación del arraigo, que puede prolongarse hasta por tres meses, ha sido criticado incluso por la Organización de las Naciones Unidas y diversas organizaciones humanitarias, que lo ven como una violación de los derechos humanos.

En su intervención de ayer, el gobernador de Chiapas, Juan Sabines, pidió la colaboración para combatir delitos como trata de personas, tráfico de armas y drogas.

Por su parte, Blake Mora pidió a cinco procuradores en particular -Aguascalientes, Chihuahua, Nayarit, Quintana Roo, y Puebla– que certifiquen sus unidades antisecuestro, pues en lo que va del año se han perpetrado 837 secuestros y los estados más problemáticos por este tema son: Tamaulipas, Estado de México, Nuevo León, Chihuahua y Veracruz.

El encargado de la política interior del país planteó que en la lucha contra el crimen organizado no se puede dar marcha atrás, pues de hacerlo se corre el riego de que se pierda todo el trabajo realizado y quienes se verán afectadas serán las próximas generaciones.

 

Pacto Nacional en Ciudad Juárez

Para sentar las bases del Pacto Nacional que se firmará en Ciudad Juárez,

Agrupaciones civiles, encabezadas por Sicilia, se reunieron para delinear los tres principales acuerdos para orientar el movimiento nacional con que buscan un nuevo rumbo para México.

La Asamblea Juarense por la Paz informó que este viernes se instalarán ocho mesas de trabajo en un foro que se llevará en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración, uno de los campos de la UACJ.

Ahí, según un reporte de El Diario, se discutirán temas como justicia para las víctimas, fin de la estrategia de la guerra y seguridad ciudadana, corrupción e impunidad, raíz económica del crimen organizado, alternativas para la juventud, democracia participativa, enlace y organizacidad del movimiento, reforma laboral y desempleo, así como derechos y cultura indígena.

Los interesados en participar deben registrarse a partir de las 8:00 horas de este 10 de junio en las aulas de la Universidad, campus ICSA, ubicadas en Heroico Colegio Militar, casi a la altura de la avenida López Mateos.

La caravana arribó la noche de ayer a Ciudad Juárez, donde fue recibida por víctimas de la violencia y ciudadanía en general en la glorieta del Kilómetro 20 de la carretera Panamericana.

De ahí se trasladaron a Villas de Salvárcar, donde se realizó el acto formal de bienvenida y una convivencia ciudadana.

Esta mañana, los integrantes del contingente que viene desde Cuernavaca, acudirán al campo algodonero a rendir un acto de homenaje-protesta a las mujeres asesinadas en la localidad. De ahí partirá rumbo a ICSA para la instalación de las mesas de discusión, donde permanecerán por unas cinco horas, para luego concentrarse en la Plaza Benito Juárez, en la zona centro, para firmar el Pacto Nacional.