Defensores de Derechos Humanos reclaman que la PGR no le abriera, a estas alturas, ninguna indagatoria por las muertes y desapariciones forzadas. Los organismos internacionales de defensa de periodistas han reclamado a México que se le investigue por la ola de asesinatos de periodistas, también. Ese plato, parece, se servirá en el extranjero, en donde la Corte Penal Internacional ha dado esperanzas admitiendo la denuncia en contra de uno de los peores –aunque no el único– gobernadores de los últimos años en México: Javier Duarte de Ochoa.

Ciudad de México, 9 de agosto (SinEmbargo/Plumas Libres).- La demanda por crímenes de lesa humanidad contra el ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue admitida por la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, reveló esta tarde el Diputado local y líder de Movimiento Ciudadano, Samuel García.

“Es la primera vez en la historia que esto sucede. La demanda que hubo contra Calderón en 2011 duró 6 años y al final se desechó nunca se admitió. Entonces creemos que es un buen precedente de que va la primer demanda penal internacional por crímenes de lesa humanidad en el sector salud contra Duarte”, dijo García.

Duarte de Ochoa, quien fue considerado por el Presidente Enrique Peña Nieto como un “ejemplo del nuevo PRI”, es juzgado en México por desvío de recursos públicos, pero no está acusado por los crímenes contra periodistas, la vinculación de sus policías en desapariciones forzadas, por los miles de desaparecidos o por otros crímenes, como el tratamiento de niños con cáncer con químicos falsificados que sirvieron sólo como placebo.

Detenido en Guatemala, fue extraditado a México. De acuerdo con distintas denuncias, algunas de las cuales se sustentan en grabaciones hechas públicas en canales como Youtube, Duarte de Ochoa desvió además recursos públicos a la campaña del Partido Revolucionario Institucional en 2012, justo cuando el actual Presidente de México era candidato presidencial.

Apenas 48 días antes de concluir su mandato constitucional, Duarte de Ochoa pidió licencia y luego se escapó. El 25 de octubre fue expulsado de su partido y desde el 20 de octubre de 2016 fue considerado prófugo por la Procuraduría General de la República (PGR) y la INTERPOL.

Fue detenido el 15 de abril de 2017 en el poblado turístico de Panajachel, en Guatemala.​ Estaba en un hotel de lujo, en donde se reunía con su familia. El pasado 17 de julio fue extraditado a México.

Su esposa, Karime Macías, quien es acusada de los mismos crímenes que él, viajó con sus hijos a Europa. Allá sigue, posiblemente en Inglaterra. Las autoridades mexicanas no la buscan, lo que ha despertado suspicacias entre la clase política: se cree que Duarte de Ochoa llegó a un acuerdo con el Gobierno federal para que sus bienes y su familia no fueran afectados.

Polémico desde antes incluso de ser Gobernador, Javier Duarte dijo que se identificaba con el dictador español Francisco Franco, un asesino y represor que llegó al poder fusilando opositores.

“Me identifico con un personaje de la historia que es un personaje muy polémico en su actuar público, un hombre de ideas firmes. Me identifico, y te vas a reír, porque es un defecto que mucha gente me hace sentir y ver, pero yo me siento muy contento con mi voz, mi voz me identifica y me siento la verdad muy cómodo con ella. Un hombre de la historia que es considerado como un villano para muchos, para otros no, que es el generalísimo Francisco Franco, que tenía mi mismo timbre de voz, un hombre con esa fortaleza. No estoy muy acorde de su ideología política, la dictadura no es la manera de llevar a un país a un buen lugar, sin embargo, su fortaleza, su entusiasmo, su energía es una parte importante a resaltar en él”, dijo en mayo de 2010.

Defensores de Derechos Humanos reclaman, además, que la PGR no le haya abierto, a estas fechas, ninguna indagatoria por las muertes y desapariciones forzadas. Los organismos internacionales de defensa de periodistas han reclamado a México que se le investigue por la ola de asesinatos de periodistas, también.

Esta demanda se ha extendido a Felipe Calderón Hinojosa, ex Presidente de México, a quien se acusa de haber provocado, con la guerra desatada en diciembre de 2006, una gran matanza.

Un colectivo de familias buscando a sus desaparecidos se cansó de esperar la justicia en Veracruz, se organizaron para tramitar una denuncia por delitos de lesa humanidad que primero pisó la PGR y luego fue enviada a la Corte Penal Internacional. El Colectivo por la Paz está conformado por madres, padres y hermanos que buscan a sus familiares, vistos por última vez en la vía pública, en el trabajo o hasta sus casas.

En los últimos seis años, durante el sexenio de Duarte de Ochoa y como titular de Seguridad Pública (SSP) Arturo Bermúdez Zurita, la desaparición forzada incrementó y ha continuado en aumento durante los primeros ocho meses del mandato panista a cargo de Miguel Ángel Yunes Linares.

El primero de agosto de 2015, el fotógrafo Rubén Espinosa Becerril fue asesinado junto con otras cuatro personas en la colonia Narvarte, en la Ciudad de México. Corresponsal de Proceso y de la agencia Cuartoscuro Espinosa culpaba a Duarte de Ochoa por cualquier atentado contra su vida. Lo mismo dijo Nadia Vera, quien murió en ese mismo ataque.

Los dos estaban en la capital mexicana porque se sentían amenazados por el Gobernador de Veracruz. En una entrevista con SinEmbargo acusó al gobierno de Duarte de amenazas.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México nunca dio indicios que querer encontrar a los culpables o de investigar a Duarte de Ochoa.​

A LA HAYA

Al parecer, la justicia reclamada se hará en el extranjero.

“La demanda se admite, se empiezan a correr los tratados oficiales a las autoridades mexicanas y lo más importante es que ya la fiscal general tiene conocimiento pleno del asunto. “Es la primera vez en la historia que esto sucede. La demanda que hubo contra Calderón en 2011 duró 6 años y al final se desechó nunca se admitió. Entonces creemos que es un buen precedente de que va la primer demanda penal internacional por crímenes de lesa humanidad en el sector salud contra Duarte”, dijo el Diputado García en un comunicado de prensa.

El Diputado confío que con la presión internacional que se ejercería en este caso, y que próximamente los demás ex gobernadores corruptos como Rodrigo Medina o Roberto Borge.

García Sepúlveda señaló que se va a ampliar la denuncia con otros tipos de pruebas como testimoniales o la red de empresas a través de las cuáles se desviaban los recursos públicos al grado dar agua destilada en vez de medicamentos a niños de cáncer de Veracruz.

El documento oficial está firmado por Mark P. Dillon titular de la Unidad de Información y Evidencia del organismo internacional.

Por el momento, la demanda contra Duarte se encuentra en una fase de pre investigación y, posteriormente, se determinará si las pruebas son suficientes para que inicie una investigación.

De acuerdo al documento, tan pronto como la Corte confirme que se llevará a cabo una investigación se enviará la notificación a Samuel García y se informará de las razones de la decisión.