Nace Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, organismo que atenderá a afectados de la guerra contra el narco

 
En enero de 2013, Javier Sicilia acudió a Los Pinos donde el jefe del Ejecutivo celebró la publicación de la Ley de Victimas en el Diario Oficial de la Federación. Foto: Cuartoscuro

En enero de 2013, Javier Sicilia acudió a Los Pinos donde el jefe del Ejecutivo celebró la publicación de la Ley de Victimas en el Diario Oficial de la Federación. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 10 de enero (SinEmbargo).– A un año de que el Presidente Enrique Peña Nieto decretara la Ley General de Víctimas, en respuesta a la demanda ciudadana de contar con un instrumento que acerque a las víctimas de la delincuencia con las instituciones encargadas de procurar justicia, inició su labor la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

La Comisión Ejecutiva sustituirá a la Procuraduría Social de Atención a Víctimas de Delitos (Provictima), organismo descentralizado que inició operaciones formalmente el pasado 10 de octubre de 2011, durante el sexenio del entonces Presidente Felipe Calderón Hinojosa. En dos años de existencia, Provictima atendió aproximadamente a 23 mil personas víctimas de violencia, que no fueron escuchadas por las autoridades competentes.

Sin embargo, serias carencias de la Procuraduría Social orillaron a diversas organizaciones civiles a solicitar la creación de un nuevo organismo que respondiera a las necesidades reales de decenas de miles de personas afectadas por la guerra contra el crimen organizado emprendida por el Presidente Calderón.

Los siete integrantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas rechazaron que este nuevo organismo será un “elefante blanco”, para el Estado mexicano, es decir, una dependencia costosa, que genere burocracia y que sea ineficaz para los propósitos para lo cual fue creada.

Por el contrario, señalaron que este órgano operativo del Sistema Nacional de Atención a Víctimas brindará a las personas en situación de víctima, herramientas idóneas que le ayuden a tener atención institucional y reparación integral del daño.

“La víctima necesita ser escuchada, ser atendida, necesita de mecanismos que le permitan tener políticas públicas que bajen a los tres órdenes de gobierno y que lleguen a las comunidades más lejanas de nuestro país, y que pueda obtener no sólo la reparación del daño económico, sino que todo el engranaje de la justicia penal funcione de la manera adecuada para que no se le revictimice”, afirmó María Olga Noriega Sáenz, Presidenta de la CEAV.

Asimismo, la comisión buscará garantizar la representación y participación directa de las víctimas y organizaciones de la sociedad civil en el Sistema Nacional de Atención a Víctimas; propiciar su intervención en la construcción de políticas públicas; así como evaluar a las instituciones que conforman el Sistema, a fin de garantizar un ejercicio transparente de sus atribuciones.

“Se trata de atender a personas que se encuentran en situación de víctima para poderles proporcionar herramientas idóneas que ayuden a hacer efectiva la atención inmediata, la asesoría, la asistencia y la reparación integral, eso tiene un objetivo que es fortalecer a la persona, que reconecte con sus propios recursos, lograr la resiliencia que se llama, que logre una nueva cotidianeidad, que se reinserte en la vida social productiva del país”, afirmó el comisionado Adrián Franco Zevada.

En dos meses, desde su nombramiento en octubre de 2013, los comisionados han sostenido reuniones periódicas con representantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, México SOS, Alto al Secuestro, México Unido Contra la Delincuencia, Unidos Contra la Trata, ¿Quién habla por mí?, entre otras, a fin de escuchar sus necesidades y compartirles su interés de colaborar juntos en la atención a las víctimas.

DIFERENCIAS CON PROVICTIMA

La Presidenta del CEAV, María Olga Noriega Sáenz, calificó como un avance el hecho de transformar la Procuraduría Social en una Comisión Ejecutiva, que permitirá empoderar y defender a las personas en situación de víctima.

Reconoció que durante décadas las víctimas en México han sido objeto de abuso, olvido, marginación y negligencia por parte de las autoridades del Estado. Asimismo, admitió que el Estado ha sido incapaz de satisfacer las necesidades de justicia de muchos de ellos.

Ante esto, dijo, la Ley General de Víctimas impulsada por diversos actores de la sociedad civil -quizá la cabeza más visible fue el poeta Javier Sicilia– reconoce hoy de manera clara y efectiva a las personas que son víctimas de algún delito o de violaciones a sus derechos humanos.

“Todas las personas en situación de víctimas deben ser atendidas por los órganos del Estado, las víctimas de la delincuencia común, del crimen organizado, de las violaciones a los derechos humanos, incluyendo todos los que han sufrido desde delitos menores, hasta actos de violación de derechos humanos más graves que pueda haber”, afirmó la Presidenta del CEAV.

La Comisión Ejecutiva está integrada por siete comisionados, cuatro provenientes de universidades públicas y tres de organizaciones de la sociedad civil: María Olga Noriega Sáenz, Presidenta; Julio Hernández Barros, Adrián Franco Zevada, Susana Pedroza de la Llave, Sergio Jaime Rochín del Rincón, Rosario Torres Mata y Carlos Ríos Espinosa, comisionados.

Su tarea, a diferencia de la extinta Provictima, no sólo será de brindar atención a las víctimas, sino que buscará que el mayor número de personas atendidas logren salir de una situación de carácter traumático con sus propios recursos.

“La creación del registro nacional de víctimas, la implementación del fondo para la asistencia, ayuda y reparación integral y la asesoría jurídica federal para la atención de las víctimas, esos tres elementos no se encontraban en el bagaje jurídico que tenía Provictima y en ese sentido hace una diferencia fundamental”, sostuvo el Comisionado Adrián Franco.

Así que, según los comisionados, el fin último de la CEAV no es sólo de tener una oficina de partes, sino un verdadero centro de atención a la problemática de las víctimas.

“La gran mayoría de las personas que se encuentran en las cárceles el día de hoy, fueron víctimas de niños, fueron víctimas de adolescentes, ese es uno de los objetivos de esta Comisión Ejecutiva”, explicó el Comisionado Adrián Franco.

Por su parte, el Comisionado Carlos Ríos Espinosa, recalcó que la CEAV no suplirá a las instituciones encargadas de dar atención directa a las víctimas del delito, que forman parte del Sistema Nacional de Atención a Víctimas, compuesto por instituciones a nivel federal, estatal y municipal encargadas de dar atención directa a las distintas formas de victimización.

“Nuestro papel es justamente servir como puente entre la sociedad civil y las instituciones del Estado para que se organicen las políticas públicas armonizadas en todos los ámbitos de gobierno, para efecto de que haya un tratamiento igualitario para todas las víctimas del delito. La CEAV también prevé la creación de una unidad encargada de colaborar con las entidades federativas para la conformación de los sistemas locales, específicamente de la Comisión Ejecutiva local”, explicó.

También afirmó que en materia de mecanismos de coordinación con organizaciones de la sociedad civil, la Comisión ha elaborado una agenda temática sobre los distintos hechos victimizantes, para efecto de sentar un calendario que incluye todos los pendientes en esta materia.

Modificaciones a la Ley General de Víctimas. Foto: Cuartoscuro

Modificaciones a la Ley General de Víctimas. Foto: Cuartoscuro

PRESUPUESTO

Este nuevo organismo descentralizado contará con un presupuesto de 470 millones de pesos, que el Congreso asignó a la extinta Provictima. Estos recursos serán independientes del 0.014 por ciento asignado del presupuesto federal, para el Fondo de Ayuda y Reparación para víctimas del delito.

La Presidenta María Olga Noriega Sáenz explicó que el presupuesto se tiene que ir adecuando con la Secretaría de Hacienda para atender las necesidades que se presenten el futuro. Sin embargo, recalcó que los 470 millones de pesos son suficientes para arrancar al organismo descentralizado.

“El presupuesto de Provictima para este año, ya es de la Comisión, ya nos toca a nosotros, es de 470 millones de pesos, esta cantidad estará sujeta a un proceso de análisis para determinar los recursos de deberán transferirse, porque en los términos del transitorio quinto del decreto de creación, hay una transferencia de recursos para la PGR, es decir se hace un traspaso a la Subprocuraduría de personas desaparecidas o no localizadas”, indicó.

Por su parte, el Comisionado Julio Hernández Barros, precisó que la Comisión Ejecutiva no empleará para su gasto corriente los cerca de 450 millones de pesos asignados para la atención de víctimas en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014.

“Este presupuesto de 470 millones es totalmente independiente al presupuesto que tiene el fondo de 0.014 por ciento que equivale también a un poco más de 450 millones de pesos y que están también disponibles para que esta comisión lo asigne en su momento, de acuerdo con los planes, con los estatutos y con los manuales de operación a las acciones de reparación integral del daño y que no pueden ser utilizados para cuestiones operativas, de salarios, en fin, sino que están solamente destinados para la atención de víctimas”, explicó.

Finalmente, la Comisión Ejecutiva convocó a Organizaciones No Gubernamentales y a la sociedad civil a participar en audiencias públicas temáticas sobre distintas condiciones victimales, las cuales servirán para elaborar su propuesta de Programa Anual de Atención Integral a Víctimas.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


1 comentario en "Nace Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, organismo que atenderá a afectados de la guerra contra el narco"

  1. Sonia feregrino 08/02/2014 a las 1:48 pm · Responder

    Hola, Ojalá me podrían otorgar el número de la Comisión ejecutiva de atención a víctimas, por favor. gracias

Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm