Durante la presentación del noveno Estudio Económico de México 2017 se destacó que México era hasta este año el único país de la OCDE que seguía subsidiando los precios de la gasolina, sin embargo  alerta que el complicado panorama económico mundial impactará en México.

José Angel Gurría. Foto: cuartoscuro

José Angel Gurría. Foto: cuartoscuro

Ciudad de México, 10 de enero (SinEmbargo/EconomígHoy).- La liberalización de los precios de los combustibles y el aumento del 20 por ciento en sus costos establecido por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público para la primera etapa del proceso que culminará a finales de este año era una medida “inevitable e inaplazable” que México necesitaba tomar hace diez años, como venía siendo la recomendación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dijo su secretario general, José Angel Gurría.

Durante la presentación del noveno Estudio Económico de México 2017, realizado por la organización, y en presencia del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, Gurría destacó que México era hasta este año el único país de la OCDE que seguía subsidiando los precios de la gasolina, una política que resultaba “insostenible e incongruente” tanto en lo económico como en lo social y medioambiental. “Nos agarró la coyuntura, sí”, dijo el secretario, en referencia a que la medida se tomó en momentos en los que el precio del crudo se ha recuperado, el peso se ha depreciado.

La política de precios controlados, aseguró el también exsecretario de Hacienda y Crédito Público de México, constituía una “mala asignación de los recursos presupuestales”.

El ‘gasolinazo’ es, por tanto, una medida de equidad que México necesita, ya que de acuerdo con el estudio presentado, nuestra economía necesitaría un crecimiento del 5 por ciento para poder paliar las enormes desigualdades que sufre su población. El pronóstico de la OCDE es que el crecimiento para 2016 resultara ser de un 2%, y tendrá niveles similares en 2017 y 2018.

Para Gurría, otro proceso “inevitable” es la depreciación del peso, pues se trata de una tendencia que obedece a factores externos y al hecho de que la economía global pasa por momentos de incertidumbre y bajo crecimiento.

En ese sentido, la actuación del Banco de México, que ha reaccionado con cinco alzas de tasas de interés y recientemente con una intervención directa en forma de venta de dólares a los bancos, ha sido “responsable y responsiva”, dijo.

Aseguró que los Bancos Centrales modernos de todo el mundo “no pueden cambiar una tendencia, sino acompañarla para evitar desórdenes o una especulación excesiva”.

Recordó que nunca en la historia de México se había tenido el nivel de reservas internacionales del que goza actualmente el Banco de México, pero advirtió que estas reservas no deben agotarse en el intento de controlar el tipo de cambio. y al hecho de que la economía global pasa por momentos de incertidumbre y bajo crecimiento.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EconomíaHoy  VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.


También te puede interesar