Esta mañana, el abogado del empresario Jorge Hank Rhon, Fernando Benítez Álvarez del Castillo, aseguró que ninguna de las armas incautadas por elementos del Ejército pertenecía al ex alcalde de Tijuana, y rechazó la versión de la Procuraduría General de la República (PGR) en el sentido de que sólo 10 armas contaban con la licencia correspondiente. Sin embargo, de acuerdo con el expediente que integró la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), una de las armas de alto calibre tenía el nombre de Hank Rhon grabado y fue hallada en su recámara, según consigna El Universal.

En entrevista con Carmen Arisregui en MVS Radio, Benítez Álvarez del Castillo informó que ya se aportaron ocho pruebas “contundentes” que demuestran la inocencia de su cliente, mismas que fueron aceptadas por la jueza novena de Distrito, quien el día de ayer amplió el plazo de 72 a 144 horas para la presentación de pruebas a favor del dueño de la cadena Caliente.

También dijo a la periodista que fueron entregados siete videos en los que se muestra la presunta “siembra de armas”, así como los presuntos abusos cometidos por el Ejército en su ingreso a la casa del priísta y en su detención. “La versión de las autoridades es mentira”, reiteró.

No obstante la situación jurídica de Hank Rhon se complica toda vez que el delito que se le atribuye está tipificado como grave y, de acuerdo con el Código Penal, no alcanza el beneficio de libertad bajo fianza.

A lo anterior, hay que sumar que la PGR informó que rastreará el origen del arsenal hallado en la residencia de Jorge Hank Rhon, por lo que recurrirá a la base de datos del gobierno de Estados Unidos, para determinar si 78 de las armas que no están amparadas por licencia alguna, fueron fueron traficadas de forma ilegal en ese país.

Y aunque la titular de la SIEDO, Patricia Bugarín Gutiérrez, explicó el miércoles que hasta el momento no existen indicios para presumir el delito de delincuencia organizada en contra de Hank, la dependencia federal evitará dejar algún cabo suelto.

Liberan a dos escoltas

La madrugada de este viernes, dos de las 10 personas que fueron detenidas junto con Jorge Hank Rhon el pasado 4 de junio, quedaron libres bajo fianza por la portación de armas de bajo calibre, delito que no es considerado como grave.

De acuerdo con el diario Frontera, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), confirmó la liberación bajo caución de los elementos de seguridad Carlos Gonzalo Rizo Pérez y Ramón López Apodaca.

La multa que se les impuso a los agentes fue de 22 mil pesos, sin embargo uno de ellos no pudo pagar el monto para recuperar su libertad. El resto de los detenidos seguirán en la cárcel de “El Hongo”, en Tecate, Baja California hasta que un juez defina su situación jurídica,

Juan Ignacio Parra Santos, quien también fue capturado con los dos agentes liberados en el interior del hotel Palacio de Tijuana, continúa en prisión ya que a él se le imputa el delito de portación de un arma larga.

Los abogados del ex alcalde de Tijuana informaron que ninguno de los tres agentes era escolta de su cliente. Por su parte, los tres inculpados dijeron, en sus declaraciones en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), no conocer personalmente al empresario.

Cabe señalar que el pasado 8 de junio, la titular de la SIEDO, Patricia Bugarín señaló que tres de los detenidos en el caso Hank habían admitido el acopio de armas exclusivos del Ejército; se especula que los “delatores” son los ahora liberados.

Ve la videocolumna de Ricardo Rafael “Un secreto a voces en Tijuana”.