El Cairo, 10 jun (EFE).- Al menos diez personas murieron hoy y varias decenas resultaron heridas por la represión de las manifestaciones que piden la caída del régimen del presidente sirio Bachar al Asad en diferentes zonas de Siria, según varios grupos opositores sirios.

La agrupación opositora siria Sham aseguró que cuatro manifestantes murieron en la localidad de Ariha, cerca de Yisr al Shugur (noroeste), donde hoy irrumpieron fuerzas del Ejército apoyadas por tanques.

Esta organización denunció también en su página web de Facebook la muerte de tres personas en el barrio de Qabun, en Damasco, así como el fallecimiento de otras dos personas en Latakia (noroeste) y otras dos en Basr al Harir, en la zona de Huran, al sur de la capital.

La Revolución Siria, otra de las formaciones activistas que apoya las protestas, informó de la muerte de seis personas, tres en Qabun, dos en Basr al Harir y otra en Latakia.

Por su parte, el también grupo opositor Flash habla de cuatro víctimas mortales, dos en Basr al Harir, una en Latakia y una cuarta en Al Sarmaniya, también cerca de Yisr al Shugur.

La Ong el Observatorio Sirio denunció por su parte en la página web la muerte de cinco personas en Basr al Hariri, Qabun y Latakiya.

Además Sham ha asegurado que fuerzas de seguridad han disparado desde helicópteros contra la población en la ciudad de Maarra al Neeman, situada en la provincia de Idleb, y que hay un número indeterminado de muertos y heridos.

Por su parte, la televisión estatal ha asegurado que varios miembros de las fuerzas de seguridad de esta población han muerto o han resultado heridos en un ataque de grupos terroristas armados contra una comisaría.

La televisión agregó que el ataque se ha llevado a cabo con armas medianas, bombas y dinamita.

La información no ha podido ser comprobada por otras fuentes debido al férreo control que las autoridades mantienen sobre los medios de información.

La televisión estatal, que ha hecho un seguimiento continuo de la jornada, ha informado de que sólo se han producido algunas concentraciones limitadas tras la oración, y ha insistido en que grupos armados en distintas poblaciones han disparado contra las fuerzas de seguridad y la población civil. EFE