Río de Janeiro, 10 jun (EFE).- El cantautor y guitarrista brasileño Joao Gilberto, considerado como uno de los padres de la Bossa Nova, volverá a los escenarios en agosto para festejar sus 80 años, completados hoy en medio de la reclusión y el silencio del que es considerado como uno de los mayores mitos de la música en Brasil.

Joao Gilberto, cuyas presentaciones son tan esporádicas como complicadas debido a las exigencias técnicas del compositor, ofrecerá entre cinco y ocho conciertos del 29 de agosto al 30 de noviembre en Brasil, anunciaron hoy los organizadores de la gira.

El inventor de los revolucionarios acordes que convirtieron a la Bossa Nova en un ritmo único y admirado en todo el mundo se presentará en fechas aún por definir en las ciudades de Salvador, Sao Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre y Brasilia, según un comunicado de las empresas OCP Comunicacao y Mauricio Pessoa Producoes.

La gira bautizada como “80 años: una vida Bossa Nova” servirá también para la grabación de dos DVD, los primeros en la carrera musical de un compositor que se caracteriza por su vida reclusa y por el perfeccionismo de sus escasas presentaciones, que llega a interrumpir si escucha ruido entre el público o si percibe un micrófono mal posicionado.

Joao Gilberto no se presenta para el público brasileño desde 2008, cuando aceptó ofrecer tres conciertos para conmemorar los 50 años de la Bossa Nova.

Los especialistas identifican el nacimiento de este ritmo brasileño con el lanzamiento en 1958 del disco “Cançao do Amor Demais”, en que la cantante Elizeth Cardoso, acompañada en la guitarra por Joao Gilberto, interpretó músicas compuestas por el pianista Tom Jobim y el poeta y diplomático Vinicius de Moraes.

Los fallecidos Jobim y Vinicius de Moraes, autores en asociación de varias de las músicas más famosas de la Bossa Nova incluyendo la “Garota de Ipanema”, y Joao Gilberto son los tres grandes nombres del ritmo musical que se convirtió en la imagen internacional de Brasil por muchos años.

El regreso de Joao Gilberto a los escenarios fue anunciado precisamente el 10 de junio, cuando se conmemoran los 80 años del nacimiento del músico en Juazeiro, ciudad del estado de Bahía. La fecha, como siempre, pasó en blanco para el guitarrista, que se mantuvo en silencio en su refugio en Río de Janeiro.

Algunos diarios recordaron hoy el aniversario del compositor con cuadernillos especiales en los que no aparece ni una sola declaración del homenajeado, que también es enemigo de las entrevistas y de las cámaras.

Pese a que las autoridades de Juazeiro promovieron este viernes una serie de actos para homenajear al hijo ilustre, incluyendo un concierto del cantante Joao Bosco, una exposición y la exhibición de documentales sobre el cantautor, el homenajeado brilló por su ausencia.

Según Mauricio Pessoa, uno de los organizadores de la nueva gira, las presentaciones comenzaron a ser negociadas cuando el músico le manifestó su voluntad de volver a los palcos, pero todos los detalles del proyecto necesitaron la previa aprobación de Joao Gilberto.

Pessoa agregó que el contrato apenas fue firmado luego de que el músico le introdujera varios ajustes al proyecto.

“Se trata de un proyecto en el que Joao Gilberto realizará presentaciones idealizadas por él mismo. Nuestra gran preocupación era dejarle decidir todo antes de firmar el contrato”, agregó Antonio Barretto, director de OCP Comunicacao.

Según los organizadores, el repertorio de los conciertos incluirá clásicos inmortalizados en la voz del músico y canciones inéditas que el músico aún no definió.

Y las inéditas son muy esperadas debido a que el último disco lanzado por el cantautor data del año 2000.

El proyecto, agregaron los organizadores, podrá contar con participaciones especiales de músicos brasileños e internacionales especialmente invitados por el creador de la Bossa Nova.