Charlotte, NC., 10 Jun. (Notimex).- Los cincos jugadores de la Selección Mexicana, que fueron suspendidos por dar positivo en un control antidopaje ya viajaron a Los Angeles, donde serán sometidos a nuevos exámenes para comprobar su inocencia.

El portero Guillermo Ochoa, los defensas Edgar Dueñas y Francisco Javier Rodríguez, así como los mediocampistas Antonio Naelson “Sinha”, además de Christian Bermúdez, se trasladaron al aeropuerto de esta ciudad, para tomar un vuelo a dicha ciudad californiana.

Será en la Universidad de Los Angeles CAlifornia (UCLA), donde está el laboratorio certificado que utiliza la Federación Mexicana de Futbol (FMF), para las pruebas antidopaje.

Se solicitara que se abra la prueba B, en la que de acuerdo a palabras de Héctor González Iñarritu, director de Selecciones Nacionales, espera el resultado sea negativo y se pueda resolver este problema.

Por su parte, el Tri y el cuerpo técnico que encabeza José Manuel de la Torre viajarán por la tarde a Chicago, donde el domingo se verán las caras con Costa Rica, en la tercera y última fecha del Grupo A, de la Copa Oro 2011.