Además de negociar los puntos que incluiría el Pacto Nacional por la Paz, en estos momentos la Caravana del Consuelo negocia en las mesas de diálogo en Ciudad Juárez incluir en el documento un enérgico emplazamiento al gobierno federal para que modifique su estrategia en la lucha contra el crimen organizado, que ha generado ya más de 40 mil muertos en todo el país.

De acuerdo con fuentes cercanas a los líderes del movimiento, hasta las 15:00 horas de este viernes, el contenido de este ultimatúm se discutía seriamente en las mesas de diálogo dispuestas en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración (ICSA) del Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

Ahí dialogan diversos activistas juarenses: Olga Reyes, hermana de la activista del Valle de Juárez asesinada, Josefina Reyes; el sacerdote Óscar Enríquez, del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte; Julián Lebarón, residente del municipio de Galeana y hermano de Benjamín Lebarón –quien fue asesinado luego de encabezar un movimiento contra el plagio de su hermano menor– y miembros de la Asamblea Juarense por la Paz, entre otros.

La aprobación de este acuerdo podría demorarse aún unas horas, pero los organizadores, incluido el propio Javier Sicilia, confían en que esta tarde noche, ya en la plaza Benito Juárez de la ciudad fronteriza, se firmará el pacto.