Hace unos minutos, los organizadores de la Caravana por la Paz y de organismos civiles y familiares de víctimas juarenses, ofrecieron detalles del Pacto Nacional, del que destacan un llamado a la resistencia civil, por lo que realizarán plantones en diversos puntos del país para exigir el fin de la actual estrategia del gobierno federal contra el crimen organizado, que ha costado la vida a más de 40 mil mexicanos.

El pacto se firmó en el monumento a Benito Juárez de la ciudad fronteriza, que Javier Sicilia llamó “el epicentro del dolor” en México. Ahí, el poeta llamó a los ciudadanos a exigir al gobierno resultados, siempre con diálogo y paz.

Los seis puntos del pacto son los siguientes:

1. Solución inmediata, en un máximo de tres meses, a ocho casos emblemáticos de asesinato –la mitad de ellos masacres–; rescate de la memoria, historia, rostros de los muertos y desaparecidos en forma pública y abierta.

2. Discutir públicamente –incluso en un plebiscito o referéndum nacional– el actual combate a la delicuencia, que es un modelo basado en “la militarización y guerra al delito”.

3. Autonomía para el Ministerio Público y el Poder Judicial, y vigilancia ciudadana sobre las instituciones policiales.

4. Creación de unidades autónomas de investigación patrimonial.

5. Una política social que genere oportunidades de educación, salud, cultura y empleo para los jóvenes.

6. Apoyar a las candidaturas independientes, la figura de revocación de mandato, las acciones colectivas, la consulta popular y la reducción de presupuesto para los partidos políticos.