NdeR:

Se recomienda leer los siguientes datos antes de continuar

1.

#Metadatos es un ejercicio de la Unidad de Datos de SinEmbargo que monitorea la actividad de los candidatos en redes sociales durante el periodo electoral 2018.

2.

La observación se desarrolla en un momento en que las redes sociales se han constituido como un foro importante de expresión política pero con la existencia de un contrapeso generado por grupos que ejercen prácticas de manipulación de la información cada vez más sofisticadas.

3.

Mediante este proyecto se recolecta información sobre prácticas tendenciosas, uso de ejércitos de bots, o usuarios que manipulan las tendencias de las redes sociales. Se busca exponer las estrategias empleadas que atentan contra la libertad de expresión y buscan manipular la opinión pública en torno a los candidatos presidenciales y sus coaliciones.

MetaDatos: En la recta final del sexenio de Enrique Peña Nieto su imagen se encuentra desdibujada y desplazada por la Andrés Manuel López Obrador. El contraste entre el interés por Peña Nieto y López Obrador es kilométrico, de acuerdo con datos de la agencia Metrics. El alcance que obtuvieron los tuits del morenista y el priista durante el mes de julio muestran un contraste marcado, los del político tabasqueño abarcaron un 93.1 por ciento del total del volumen de la conversación y los de Peña Nieto solo un 6.9 por ciento, según un análisis de Metrics.

Un dato más. La conversación del político mexiquense, en lo que va de este mes, generó al menos 293 mil 323 tuits, que fueron vistos por aproximadamente por 175 millones 533 mil 196 personas, y la abierta sobre el político tabasqueño generó como mínimo 4 millones 233 mil 594 tuits, vistos por aproximadamente 1 billón 738 millones 878 mil 470 personas.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).– Los reproches y el repudio que el Presidente Enrique Peña Nieto acumuló en las redes sociales durante su sexenio por casos como Ayotzinapa, la “casa blanca”, la visita de Donald Trump, se han desvanecido en medio de la efervescencia de reacciones por el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Del enojo contra el priista, los usuarios de estas plataformas han pasado a la indiferencia. Por ejemplo, este lunes, el Presidente admitió que en su Gobierno no fueron “suficientemente asertivos”, pero no tuvo un impacto en las portadas de los diarios, mucho menos en Facebook o Twitter.

En marzo de este año la aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto se encontraba en los niveles más bajos del sexenio. Una consulta realizada por Mitofsky para El Economista reveló que sólo dos de cada 10 mexicanos aprobaban su gestión.

Este descenso en popularidad coincide con la reducción de seguidores que Peña Nieto muestra en redes sociales como Twitter. De acuerdo con el portal Social Blade –que presenta datos desde octubre de 2016–: En octubre del 2017, el Presidente tuvo su mejor día de nuevos seguidores, cuando tuvo 226 mil 450 nuevas cuentas que lo seguían y el 1 de julio de este año, tuvo su mínimo con 56 mil 660 nuevos adherentes.

El protagonismo que AMLO obtuvo en las redes sociales, antes y durante la contienda electoral, contrastan con el desdibujamiento del actual titular del Ejecutivo federal. El 1 de abril de 2017, López Obrador tuvo su máximo de nuevos seguidores, con 251 mil 160 nuevas cuentas pendientes de su actividad y el 1 de junio, su mínimo con 136 mil 190 usuarios por mes.

Este lunes, Peña Nieto hizo una aparición en público en la inauguración de las instalaciones de la policía militar de Guanajuato. Su discurso rompió con el tono que mantuvo durante su sexenio para mostrar un ángulo más reflexivo y hasta autocrítico: dijo que en su gobierno no fueron “suficientemente asertivos” en reducir la pobreza que aqueja al país.

“Cada gobierno, hay que decirlo, encuentra logros, alcanza metas, pero también reconociendo lo que aún nos falta por hacer, dónde no hemos sido suficientemente asertivos, dónde todavía tenemos un gran reto en revertir condiciones de pobreza. Ser mucho más certeros y eficaces en el combate a la inseguridad, tema y reto que está todavía pendiente”, indicó al entregar obras carretera en Guanajuato.

El discurso fue poco comentado en redes sociales. Un análisis realizado por la agencia Metrics muestra que la mayor parte de la conversación, 80 por ciento, fue informativa. Del resto, el 18 por ciento fue negativo y solo un 2 por ciento de toda la conversación fue a favor.

Un comparativo entre el alcance que obtuvieron los tuits de Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto durante el mes de julio también muestran un contraste marcado, los del político tabasqueño abarcaron un 93.1 por ciento del total del volumen de la conversación y los de Peña Nieto solo un 6.9 por ciento, según un análisis de Metrics.

Del 1 al 10 de julio, AMLO publicó 10 tuits y Peña Nieto, 7.

Otro dato.La conversación del político mexiquense, en lo que va de este mes, generó al menos 293 mil 323 tuits, que fueron vistos por aproximadamente por 175 millones 533 mil 196 personas, y la abierta sobre el político tabasqueño generó como mínimo 4 millones 233 mil 594 tuits, vistos por aproximadamente 1 billón 738 millones 878 mil 470 personas, según la misma firma de servicios consultivos y desarrollo de plataformas tecnológicas.

De acuerdo con Metrics en lo que va de julio las menciones negativas hacia el Presidente Enrique Peña Nieto son mayores a las positivas. Foto: Twitter/metrics

AMLO, CONTROVERSIA

A pesar de la aceptación de la que goza en estos foros, el virtual Presidente electo Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de ser una figura controversial.

La tensión que surgió durante el periodo electoral entre sus simpatizantes y sus detractores adquiere nuevos argumentos y mantiene enardecidos los ánimos de un nutrido grupo de usuarios conocidos como “Anti-AMLO”.

Este lunes, una petición se extendió por Twitter y Facebook. Grupos hicieron un llamado a los usuarios para que dejen de pedirle resultados a López Obrador, quien hace pocos días fue declarado ganador de la contienda presidencial y aún no está en funciones.

La solicitud surgió a raíz luego de que se posicionaron como eje de varias conversaciones los reclamos sobre “promesas no cumplidas” por AMLO.

Andrés Manuel López Obrador genera una conversación dividida en Twitter entre seguidores y adversarios. Foto: Twitter/Metrics

En julio las críticas a Peña Nieto se han reducido de manera considerable, pero esto no contribuye a su popularidad. Foto: Metrics

La discusión se encendió a partir de la reunión que López Obrador sostuvo con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) en la que mantuvo su promesa de campaña de no aumentar el precio de la gasolina en términos reales, el gas, el diesel y la electricidad durante los primeros tres años de su mandato.

La conversación en torno al precio de la gasolina tuvo un alcance de más de un millón 7 mil cuentas de acuerdo a Tweet Reach.

En varias discusiones se acusó que el ex Jefe de Gobierno y su equipo no aclararon si bajará el precio actual de la gasolina y que el anuncio de que los precios variaran conforme la inflación son gasolinazos disfrazados. En la controversia, los usuarios más incisivos y con mayor influencia fueron el periodista Ricardo Alemán y el perredista Fernando Belaunzarán.

A las críticas hubo respuesta de parte de los simpatizantes de López Obrador, por lo que el debate se prolongó por varias horas durante la tarde del lunes. Los defensores del próximo presidente criticaron que las acusaciones son precipitadas, pues aún no ha entrado en funciones y consideró que los ataques sobre las supuestas “promesas incumplidas” son un intento por desviar la atención y quitarle responsabilidad al Presidente Enrique Peña Nieto.