Desconocidos pegaron dos granadas al dron y lo dirigieron hasta la casa de Gerardo Manuel Sosa Olachea, Secretario de Seguridad Pública de Baja California. 

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional aseguró los artefactos e inició con las investigaciones correspondientes. Foto: Especial.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).- Las granadas llegaron volando hasta la casa del Secretario de Seguridad Pública de Baja California, Gerardo Manuel Sosa Olachea. Los agresores utilizaron un dron.

De acuerdo con información de medios locales, fue durante la madrugada de este martes que el artefacto arribó hasta el domicilio de Sosa Olachea, en el municipio de Tecate.

Los explosivos, pegados con cinta al dron, cayeron pero no detonaron en la propiedad del funcionario.

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró los artefactos e inició con las investigaciones correspondientes.

Sosa Olachea dijo al diario ZETA que no ha recibido amenazas desde que tomó el cargo en octubre de 2017, pero presume que el ataque pudo venir de los cárteles de las drogas “a los que les hemos pegado mucho con los decomisos. Decomisos que más que grandes son constantes, del narcomenudeo, de los laboratorios localizados en Tecate y Rosario”.

Por razones de la investigación que lleva la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública, con la intervención de la Sedena por los artefactos explosivos, Sosa Olachea se reserva el nombre del cártel del cual sospechan, pues dijo, no quiere alertarlos.

Autoridades estatales informaron que el titular de la seguridad en la entidad no utiliza dicho domicilio, toda vez que vive en la ciudad de Mexicali, donde realiza sus funciones correspondientes al cargo.

Las granadas llegaron volando hasta la casa del Secretario de Seguridad Pública de Baja California, Gerardo Manuel Sosa Olachea. Los agresores utilizaron un dron. Foto: Especial.

Los explosivos, pegados con cinta al dron, cayeron pero no detonaron en la propiedad del funcionario. Foto: Especial.