“Para impulsar una transformación del sistema educativo es necesario “respetar la dignidad de los maestros, pero también hay que defender los derechos laborales de los trabajadores de la educación y de todo México”.

México, 9 agosto (EFE).- El destacado académico mexicano Pablo González Casanova expresó hoy su respaldo a los maestros opuestos a la reforma educativa de 2013 e hizo un llamado a impulsar una “verdadera” transformación del modelo educativo del país.

La disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) convocó el foro Hacia la Construcción del Proyecto de Educación Democrática, en el Centro de Convenciones del Centro Médico Siglo XXI de la Ciudad de México.

Al encuentro de este martes asistieron intelectuales, investigadores y defensores de derechos humanos, así como representantes de organizaciones sociales y sindicatos.

Fueron invitadas también autoridades de la Secretaría de Educación Pública y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que no llegaron a la cita.

En la inauguración del foro, González llamó a impulsar un “proyecto serio y profundo para una verdadera reforma educativa”.

Frente a un proyecto que busca hacer de la educación una “cultura de la servidumbre”, el exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (1970-1972) llamó a los maestros y a la sociedad a construir un proyecto educativo que promueva una cultura general y científica, pero también humanista y técnica.

El sociólogo, miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua, sostuvo que para impulsar una transformación del sistema educativo es necesario “respetar la dignidad de los maestros, pero también hay que defender los derechos laborales de los trabajadores de la educación y de todo México”.

Por su parte, los delegados de la CNTE insistieron en que aunque existe un proceso de diálogo con el Gobierno federal sobre el modelo educativo del país, este debe implicar la modificación de la reforma y de la evaluación al personal docente.

“Desde este foro vamos a ir dejando esta propuesta pero construida en esta amplitud de debate y de crítica con todos los sectores no solo de la educación, sino de la sociedad mexicana”, indicó Angélica García, de la Sección 22 de la CNTE, correspondiente al estado de Oaxaca.

Desde mediados de mayo los maestros de la CNTE, con más de 200 mil afiliados en México, están en huelga para pedir la derogación de la reforma educativa impulsada por el actual presidente, Enrique Peña Nieto, por considerar que es punitiva contra los maestros y no contempla particularidades regionales.

Desde entonces se han producido numerosas protestas, altercados y bloqueos carreteros que han puesto en jaque varios estados del país como Chiapas y Oaxaca, en el sur, o Michoacán, en el occidente.