Las “carreteras de la muerte” están en 22 estados, de norte a sur; en ellas opera el crimen como en su casa

 

Ciudad de México, 10 de oct (sinembargo.mx) – “Levantones”, extorsiones, asaltos, falsos retenes y narcobloqueos son comunes en las carreteras mexicanas, sobre todo en las del norte y el altiplano del país. Durante todo este sexenio la violencia ha atemorizado a pobladores, turistas y camioneros que transitan por las autopistas, donde corren el riesgo de ser despojados de sus pertenencias, de sus automóviles –que se usan para obstruir el paso– o incluso ser víctimas de secuestro.

El 26 de julio de 2011, el Banco del Bajío elaboró un manual para orientar sobre los tramos carreteros de mayor riesgo en el centro del país, revelando que las carreteras zacatecanas son las más inseguras del centro y el altiplano norte de México, en tanto que las de Querétaro son los más seguras.

La parte final del estudio plantea que 22 estados de seis regiones del país han sido afectados por el crimen organizado, debido a que presentan enfrentamientos armados, ejecuciones y secuestros de policías. 

El 18 de abril de 2012, el diario Reforma publicó que el robo al transporte de carga en las carreteras del país aumentó 20%, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Seguridad Privada, Información, Rastreo e Inteligencia Aplicada.

En el caso del crimen organizado ligado al narcotráfico, detalló el rotativo, los principales grupos que cometen robos son Los Zetas y La Familia, quienes operan principalmente en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Michoacán.

Por si esto no bastará, las carreteras también han sido escenario del hallazgo de gran cantidad de cuerpos en los últimos años: 49 sobre la carretera libre a Reynosa, 14 en el interior de una camioneta en el kilómetro 12 de la carretera San Luis Potosi-Zacatecas, 17 en un tramo de la carretera Guadalajara-Morelia.

Durante este sexenio, que concluye el 30 de noviembre próximo, la lucha entre los cárteles, los enfrentamientos entre sicarios y elementos castrenses, los intentos de fuga por parte de criminales y los operativos de captura de importantes capos han tenido lugar en importantes carreteras. Esas vías de comunicación son ahora las más temidas por los viajeros.

AGUASCALIENTES

Hace tres años, el 22 de septiembre de 2009, se reportaron varias balaceras entre grupos armados y corporaciones policiales debido al plagio de un empresario.

El primer enfrentamiento ocurrió poco después del mediodía, sobre la carretera 45 norte, que une a Aguascalientes con Zacatecas, luego de una persecución para rescatar a la víctima cuando salía de una sucursal bancaria, al sur de esta ciudad, pero no se logró la liberación del hombre en este punto, sino horas más tarde en una casa de Villas de Nuestra Señora de la Asunción.

Según el Banco del Bajío, en 2011 Aguascalientes se ubicaba como la tercera entidad con tramos de riesgo, sobre todo en las carreteras colindantes con Zacatecas. “Pasando el filtro de control se han presentado retenes falsos principalmente de noche, así como reportes de la autoridad que refiere algunos robos”, detallaba un informe.

Las otras zonas de riesgo carretero son las de Calvillo-Jalpa y las rutas hacia Nochistlan, Tabasco, Juchipila, Tlaltenango y Tepechitilán, así como Luis Moya, Ojocaliente, Loreto y Pinos.

COAHUILA

Es uno de los estados más azotados por el crimen organizado, mismo que ha causado estragos en carreteras y caminos.

El pasado 19 de marzo, MVS informó que la inseguridad en las carreteras del estado “ha afectado las actividades productivas en municipios pequeños, que han visto reducida la ocupación hotelera”, de acuerdo con información del entonces presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles en el estado, Armando de la Garza.

Debido a los asaltos tanto a vehículos particulares como al transporte de carga, extorsiones y secuestros, las ciudades como Piedras Negras, Acuña, Sabinas, Parras de la Fuente y Matamoros, entre otras, ya no reciben a igual número de personas que en años anteriores, muchas de las cuales se trasladaban a estos lugares para realizar diferentes negocios.

Y ni qué decir de Monclova, Saltillo y Torreón, donde la violencia ha ocasionado constantes balaceras que en diversas ocasiones activan el código rojo e incluso se han dado reportes de narcobloqueos.

El pasado 2 de agosto, dos camiones de carga de doble caja impidieron el tránsito en la carretera Torreón-Matamoros y en más puntos de la ciudad. Las obstrucciones sirvieron para que un grupo armado atacara las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

El último hecho violento en una carretera ocurrió la semana pasada.

Vanguardia de Saltillo informó el 8 de octubre que tras una serie de enfrentamientos que tuvieron lugar un día antes y que comenzaron en Progreso y se prolongaron hasta Sabinas, la Secretaría de Marina Armada de México enfrentó a un comando armando.

En esta gresca fue supuestamente abatido Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca”, líder fundador de la organización delictiva de Los Zetas.

El rotativo local agregó que este hecho ocurrió después de al menos tres enfrentamientos que mantuvieron a la expectativa a la ciudadanía, pues se prolongaron durante varios minutos en la carretera de Sabinas a Progreso.

Foto: Cuartoscuro

CHIHUAHUA

Debido al clima de inseguridad que afecta las carreteras del estado, la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local aprobó el 25 de agosto del año pasado un acuerdo para pedir al Ejército, a la Secretaría de Seguridad Pública federal y al gobierno estatal la creación de células mixtas para “blindar” estas vías.

Meses después, en noviembre de 2011, datos arrojados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública indicaron que durante el periodo de enero a agosto de ese año se registraron 81 robos en carretera a camiones de carga, colocando a Chihuahua en el segundo lugar de las autopistas de mayor peligro en el país.

Un més más tarde, el 7 de diciembre,  una ambulancia fue rafagueada sobre la carretera a Casas Grandes, a la altura del kilómetro 23, dejando como saldo dos socorristas y dos civiles acribillados.

Incluso el gobierno estadunidense ha alertado a sus ciudadanos del riesgo de viajar a este estado, sobre todo en la carretera que comunica con Ciudad Juárez, donde se han reportado diversos delitos y “levantones”.

El 2 de agosto pasado, efectivos de la Policía Federal aseguraron 700 kilogramos de mariguana luego de enfrentarse con presuntos narcotraficantes en en una brecha de Villa Ahumada.

La dependencia explicó que los hechos ocurrieron a la altura del kilómetro 226 de la carretera Ciudad Juárez-Chihuahua, donde policías federales adscritos a la vigilancia en el poblado se enfrentaron con presuntos narcotraficantes que se dieron a la fuga.

Foto: Cuartoscuro

DURANGO

El 27 de julio de 201o, por lo menos ocho cabezas humanas fueron localizadas en diversos puntos de la periferia de la ciudad de Durango.

Los hallazgos se hicieron tras recibirse llamadas telefónicas anónimas.

La primera llamada señalaba que a la altura del Puente Dalila, sobre la carretera Durango-México se encontraban dos cabezas humanas, lo que minutos más tarde fue comprobado, realizándose el levantamiento de las mismas y trasladándolas a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

A las 7:45 horas, una nueva llamada alertó de un hallazgo similar en el puente La Tinaja, a la altura del poblado José María Morelos, por la carretera Durango-Parral.

Veinte minutos más tarde, se localizaron dos cabezas más por la carretera Durango-Mazatlán, metros adelante del paraje conocido como “La Curva”.

Posteriormente, trabajadores que realizaban limpieza sobre las áreas verdes del camellón sobre la autopista Durango-Gómez Palacio hallaron dos más.

Un año después, la Fiscalía del Estado reveló que con 87 denuncias en seis meses, Durango ocupaba el sexto lugar nacional en incidencia de robos en carreteras.

Tiempo más tarde, en noviembre de 2011, el gobierno del estado y la Policía Federal firmaron un convenio de colaboración para que elementos de seguridad fortalecieran la vigilancia de la carretera Durango-Zacatecas, debido a los asaltos y secuestros en esta ruta.

Este año, el 8 de abril, Proceso informó que a la altura del kilómetro 37 de la carretera Durango-Gómez Palacio, a unos 200 metros del entronque que conduce al poblado de Vicente Suárez, fueron localizados los cadáveres de un hombre y una mujer.

Ese mismo día, en Lerdo, a la altura del kilómetro 231 de la misma vía, se encontró el cuerpo de otro hombre asesinado a golpes.

Foto: Cuartoscuro

GUERRERO

El 15 de mayo de 2011, el entonces titular de la Procuraduría de Justicia de Guerrero, Alberto López Rosas, informó que el Ejército tomó el control de la seguridad en la carretera que conduce a la zona turística de Barra de Potosí, luego de un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas armadas que dejó 13 muertos entre policías estatales y presuntos sicarios.

Además, en algunas carreteras del estado diariamente de cometen atracos contra turistas y transportes de carga.

El 26 de agosto, fuentes de seguridad estatales confirmaron el hallazgo de 11 cadáveres ultimados a balazos en tres puntos distintos de la autopista Siglo 21, en la región de la Costa Grande, en los límites de Guerrero y Michoacán.

Cuatro cadáveres fueron descubiertos en el kilómetro 291+900 de la autopista Siglo 21; tres en el kilómetro 294+850 de la misma vía, y los cuatro restantes en el kilómetro 296+750.

Los cuerpos tenían huellas de torturas, algunos estaban atados con cinta canela y otros semidesnudos. 

Por su parte, la Autopista del Sol ha sido escenario del hallazgo de cuerpos de jóvenes, polícias y mujeres.

Foto: Cuartoscuro

JALISCO

Al menos 16 bloqueos de vías con vehículos incendiados, a manos de presuntos miembros del crimen organizado, fueron reportados desde la mañana del pasado 25 de agosto por fuentes oficiales en diversos puntos de Jalisco.

Se registró la quema de automóviles, autobuses de pasajeros y camiones de carga en diversos puntos de la zona metropolitana de Guadalajara y en algunas carreteras cercanas, así como en distintos municipios.

El gobernador del estado, Emilio González, confirmó dos bloqueos en la carretera a Chapala, otros dos en la autopista a Zapotlanejo, dos más en la carretera a Nogales, uno en la carretera a Mascota y uno en Guadalajara.

A su vez, los Gobiernos locales de Puerto Vallarta, Tlaquepaque, Ciudad Guzmán, Tuxcueca y Mazamitla reportaron ocho bloqueos en conjunto.

Según reportes de medios locales, hombres armados y encapuchados bajaban a los ocupantes de vehículos pesados y automóviles particulares para luego rociar las unidades de gasolina y prenderles fuego.

Pero el número de obstrucciones iría en aumento conforme avanzó el día hasta llegar a más de 20.

Durante la madrugada del día siguiente, presuntos delincuentes incendiaron seis vehículos en varios puntos de las carreteras de Jalisco. De acuerdo con informes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, esto elevaría a 28 los bloqueos por parte de supuestos integrantes del crimen organizado en menos de 24 horas.

Se revelaría más tarde que la severa inseguridad y violencia se debió a que la Policía Federal capturó a Nemesio Oceguera “El Mencho, líder del cártel Jalisco Nueva Generación.

Días después, el 16 de septiembre, al menos 17 personas fueron halladas sin vida en un tramo de la carretera Guadalajara-Morelia.

Policías del municipio de Tizapán el Alto, cercano a los límites con el estado de Michoacán, encontraron los cuerpos de los hombres con heridas con arma de fuego, atados con sogas y cadenas.

De acuerdo con la versión preliminar de la Procuraduría de Jalisco, los sujetos podrían haber sido asesinados en Michoacán y abandonados en Jalisco.

Los cuerpos estaban tirados en una finca en una zona de Jalisco cercana a Michoacán.

MICHOACÁN

El 18 de junio del año pasado, tras un enfrentamiento con fuerzas federales, presuntos delincuentes incendiaron y utilizaron al menos nueve vehículos, entre ellos un autobús de pasajeros, para bloquear entradas y salidas a la ciudad de Pátzcuaro y el poblado de Santa Clara del Cobre.

El desplazamiento de los grupos armados se registró sobre la carretera que conecta el municipio de Pátzcuaro con Santa Clara y la carretera Pátzcuaro-Morelia, según reportó la Secretaría de Seguridad Pública michoacana.Días después, ya en julio, fuentes policiales confirmaron al menos tres enfrentamientos en los municipios  de Múgica, Parácuaro y Apatzingán.

Los primeros tiroteos de estas grescas se registraron en la  Cuatro Caminos-Apatzingán justo frente a la comunidad conocida como Úspero, municipio de Parácuaro.Después, se reportaron camiones incendiados en el acceso oriente de Apatzingán y vehículos atravesados en la antigua carretera Cuarto Caminos- Uruapan.

En este año, el 10 de agosto autoridades de Seguridad Pública informaron sobre enfrentamientos en por lo menos cinco comunidades de Apatzingán entre federales y presuntos delincuentes. En la zona se quemaron vehículos y se bloquearon, con pipas y autobuses, por lo menos tres puntos de la carretera municipal y Cuatro Caminos. 

NUEVO LEÓN

Otro de los estados del norte donde el narco tiene gran presencia es Nuevo León, cuya capital, Monterrey, ha pasado de ser una próspera urbe a uno de los puntos donde los delincuentes se han enfrentado en innumerables ocasiones.

El 20 de marzo de 2010, las calles, avenidas y carreteras de la zona metropolitana de Monterrey fueron escenario de balaceras entre militares y delincuentes, lo que dejó un saldo de seis sicarios muertos.

Por segundo día consecutivo, fueron colocadas barricadas en accesos carreteros y en 30 puntos de los municipios de Monterrey, Guadalupe, Apodaca y San Nicolás.

Las carreteras a Monclova y Nacional; la libre a Reynosa con dirección a Monterrey, en los límites de Benito Juárez y Cadereyta; la segunda caseta de la autopista a Reynosa, parte de la carretera a Miguel Alemán, así como la vía entre Juárez y Cadereyta, fueron los puntos donde se registraron bloqueos.

Pero ese no fue el único caso en el que la violencia se ha apoderado de las vías del estado, el 14 de mayo pasado, las autoridades informaron del hallazgo de 49 cadáveres sobre la carretera libre a Reynosa, en el municipio de Cadereyta.

En conferencia conjunta de autoridades estatales, el vocero de Seguridad, Jorge Domene; el procurador de Justicia, Adrián de la Garza, y el secretario de Seguridad, Javier del Real Magallanes, informaron que los restos correspondían a 43 hombres y seis mujeres, resultado de un probable ajuste de cuentas.

En tanto, el 29 de agosto, un jefe policiaco del municipio de Galeana y uno de sus escoltas fallecieron durante un ataque con armas largas en la Carretera Nacional, en la jurisdicción de Montemorelos.

La madrugada de ese mismo día, en Salinas Victoria, en el kilómetro 1 de la carretera a El Carmen, se localizaron degollados dos hombres de entre 30 y 35 años de edad.

En la tarde, elementos del Ejército localizaron dos cuerpos en estado de descomposición, dentro de una bodega ubicada en la carretera a San Roque de la colonia Santa Ana del municipio de Juárez.

SAN LUIS POTOSÍ 

El Banco del Bajío indicó que aunque en términos generales es seguro, las carreteras potosinas que comunican con Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, presentan riesgos.

Los tramos que van de Río Verde y Ciudad Valles hacia Tampico, así como a la Huasteca, son relativamente inseguros, principalmente en la noche. Se tienen registros de retenes falsos en estas inmediaciones y en las cercanías con Veracruz.

El pasado 10 de agosto, la portavoz de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí, Gabriela González, confirmó que se encontraron 14 cadáveres en el interior de una camioneta abandonada a las afueras de la capital del estado.

“Son catorce cadáveres de sexo masculino a bordo de una camioneta Mercedes Benz que tiene reporte de robo”, detalló.

Las víctimas “al parecer fueron secuestradas en Coahuila” y trasladadas desde allí hasta San Luis Potosí, donde fueron encontrados los cuerpos en un punto localizado en el kilómetro 12 de la carretera San Luis Potosi-Zacatecas.

El hallazgo se produjo la madrugada del día anterior en las proximidades de una gasolinera conocida como La Posta, luego de que las autoridades recibieron una llamada anónima.

Ese mismo día, un enfrentamiento entre presuntos civiles armados y elementos del Ejército mexicano dejó un saldo de por lo menos cinco muertos y tres detenidos en el municipio de Cedral, en la parte norte de la entidad.

Los hechos duraron casi tres horas.

Tras esta ola violenta, el departamento de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá alertó a su comunidad  de viajar a San Luis Potosí.

SINALOA

Los episodios violentos en las autopistas sinaloenses se registran desde hace años: asaltos, extorsiones y hasta abandono de cuerpos en plena carretera son algunas de las constantes que enfrentan los automovilistas y traileros que se trasladan por la zona.

Tan sólo en dos días de noviembre de 2010 tres hechos violentos se reportaron en las carreteras de la entidad.

El lunes 16 del mencionado mes, un comando armado instaló un falso retén en la carretera Mazatlán-Tepic y amenazó a los tripulantes de la camioneta de César Ramírez Patiño, entonces alcalde de El Rosario, obligándolos a salir de la autopista, ingresar a la carretera México 15 y acceder a un camino de terracería, en donde los despojaron del vehículo y los retuvieron por varias horas.

Ramírez Patiño no viajaba en la unidad.

El miércoles 18, un grupo de aproximadamente 10 hombres armados robó con violencia dos camionetas Tahoe, modelo 2011, en la Maxipista Villa Unión-Tepic, en el tramo El Rosario-Escuinapa. Además, despojó de sus pertenencias a los conductores, quienes quedaron desprotegidos en la autopista.

La noche de ese día, una familia de michoacanos procedentes de Estados Unidos fue atacada por un grupo armado en la carretera Internacional México 15, en Guasave, resultando herida una menor de dos años.

Más recientemente, el pasado 23 de septiembre, se hallaron dos cadáveres tirados sobre un camino que conduce al poblado de Toboloto, en la carretera Culiacán-Navolato. Los cuerpos fueron encontrados decapitados y sin órganos sexuales, según información de Proceso.

Pese a las crónicas y testimonios de choferes que aseguran haber sido víctimas de asaltos en las carreteras del estado, el 5 de mayo pasado el entonces vicepresidente de la Confederación de Transportistas Mexicanos, Antonio Felix Valdez, señaló que las carreteras más peligrosas están en Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Guerrero, Michoacán y Jalisco, donde los asaltos están a la orden del día y no en Sinaloa, que es “una de las zonas más seguras para los transportistas de carga”.

Foto: Cuartoscuro

TAMAULIPAS

Otro lugar donde los narcobloqueos y la violencia son constantes, es este estado fronterizo.

El pasado 14 de agosto, un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y militares desató una serie de narcobloqueos en distintos puntos de Reynosa, como Hidalgo, la calle Oriente Uno, el libramiento a Matamoros y cerca de la sede de la Octava Zona Militar.

El caso más reciente se registró el sábado 6 de octubre, cuando la carretera Nuevo Laredo-Monterrey fue obstruida en ambos sentidos y distintos puntos de la ciudad tamaulipeca reportaron balaceras, debido a enfrentamientos entre la policía y sicarios, informaron diversos medios locales.

Los bloqueos tuvieron lugar en la citada autopista y en el bulevar Luis Donaldo Colosio, donde tráileres fueron atravesados para impedir la circulación, mismos que fueron retirados después de dos horas; además, se reportó que presuntos delincuentes lograron huir de las autoridades luego de que robaran distintos vehículos a los automovilistas que transitaban ese día por la urbe.

Apenas el 7 de octubre, en las carreteras a Piedras Negras y Monterrey se registraron narcobloqueos y enfrentamientos, que se dieron como resultado de la captura de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, alias el “Comandante Ardilla“, segundo al mando del cártel de “Los Zetas” en Tamaulipas.

Martínez Escobedo es uno de los presuntos autores intelectuales de la matanza de los 72 migrantes en San Fernando, en agosto de 2010.

VERACRUZ

El 4 de febrero de 2011, La Jornada Veracruz publicó que debido al alto índice de inseguridad en las carreteras del estado, especialmente en el sur, los empresarios del transporte prácticamente “impusieron” un toque de queda a sus conductores, por lo que a partir de las 9 de la noche debían dejar de circular y buscar un lugar donde pasar la noche.

“Hacemos un análisis a nivel nacional: la semana pasada –el 28 de enero– asaltaron un autobús que hacía el servicio de turismo al estado de Chiapas, lo asaltaron en la zona de Las Choapas, y hace como 20 días asaltaron otro en el tramo Coatzacoalcos-Isla-Cosamaloapan, que es uno de los tramos más pesados y donde más se han dado los asaltos; ahora los delincuentes seleccionan a los autobuses de turismo, gente que va de paseo y que por lo tanto llevan dinero para gastar”, denunció Lauro Rincón Hernández, dirigente de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas AC (AMOTAC) en la región.

“Las carreteras del país son bastante inseguras, pero las de Veracruz se encuentran entre las 10 más inseguras del país, sobre todo por lo que hemos estado viviendo, y el relato de los socios es un hecho, realmente así están de inseguras”, expresó Rincón Hernández al rotativo local.

“La falla es de la policía estatal y federal, por no brindar seguridad, ellos saben y están enterados de dónde está el problema. Tenemos entendido que se coordinan entre esas dos entidades policiacas, pero no vemos resultados. Nada más en los tres primeros días de este mes le han pegado tres veces a la misma empresa”, acusó.

El pasado 12 de junio, la Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó el hallazgo de 14 cuerpos desmembrados dentro de bolsas de plástico y abandonados en el municipio de Álamo Temapache, en la carretera federal en el tramo conocido como Álamo-Potrero del Llano.

Los cuerpos se encontraban en el interior de una camioneta Nissan color blanco.

Por otro lado, el 11 de agosto, medios locales informaron que durante un patrullaje de rutina por parte de elementos castrenses, un vehículo hizo caso omiso cuando se le marcó el alto y se dio la fuga desatándose una persecución.

Al huir, los tripulantes del auto atravesaron un vehículo en la carretera Xalapa-Veracruz, por lo que el conductor de la unidad militar maniobró para no chocar, pero volcó. Dos militares murieron y otros seis resultaron heridos.

Foto: Cuartoscuro

ZACATECAS

El 25 de julio de 2011, La Jornada dio a conocer un informe de seguridad del Banco del Bajío, que reveló que en la región de Fresnillo, en la zona central de Zacatecas, se cometen robos día y noche en dos carreteras: la que comunica a Fresnillo con Sombrerete y de ahí a Durango, y la de Fresnillo a Río Grande, que se extiende hasta Torreón.

Asimismo, indica el rotativo, “en la vía que va de la capital de Zacatecas a Guadalajara y cruza por los municipios de Jerez, en la primera entidad, y Huejúcar, Colotlán, Tlaltenago y Tepechitlán, en Jalisco, se tienen antecedentes de secuestros en retenes falsos, principalmente el tramo serrano Jalpa-TlaltenangoTeúl de González“.

Por si fuera poco, el documento dio a conocer que en la mayoría de los municipios zacatecanos existían antecedentes de falsos retenes, así como vigilancia de personas presuntamente involucradas con el crimen organizado.

En tanto, en la región de los cañones de Zacatecas, en el tramo Jalpa-Juchipila, “es peligroso circular de noche” e incluso en ciertas partes también de día.

Otra ruta riesgosa es la de Zacatecas hacia Aguascalientes, en los tramos que cruzan los municipios zacatecanos de Ojocaliente, Luis Moya, Loreto y Pinos.

Este año, apenas el 12 de enero, los narcobloqueos desquiciaron al estado, originados por diversos enfrentamientos entre grupos armados y elementos castrenses.

De acuerdo con Excélsior, ese día se registró un primer choque en el municipio de Fresnillo, cuando la Policía Federal realizaba un recorrido de rutina y se encontró con un convoy de varias camionetas en la salida a la carretera que conduce a la capital del estado, iniciando la gresca que dejó seis muertos.

A raíz de este conflicto, comenzó una persecución que se extendió al municipio de Enrique Estrada,  donde otras dos personas perdieron la vida.

El rotativo informó que con el objetivo de frenar la persecución de elementos federales, los delincuentes realizaron 18 bloqueos a lo largo de la carretera federal 45. Asimismo, en la autopista fueron lanzados objetos punzocortantes que ocasionaron la inmovilización de varios automóviles.

Por otro lado, el 16 de junio pasado, se registraron tres narcobloqueos carreteros en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe, en enfrentamientos que dejaron dos presuntos delincuentes muertos y dos policías lesionados, informó la Procuraduría General de Justicia del estado.

En su intento por escapar, los presuntos delincuentes bloquearon la vía atravesando una pipa y camiones sobre la carretera federal 45, a la altura de las comunidades de Osiris y Trancoso, en el municipio de Guadalupe y La Pimienta.

-Con información de EFE y Notimex

Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


5 comentarios en "Las “carreteras de la muerte” están en 22 estados, de norte a sur; en ellas opera el crimen como en su casa"

  1. Thomas 10/10/2012 a las 12:24 pm · Responder

    Hasta cuando seremos rehenes de estos retenes legales o no legales? No es mas fácil usar tecnología? A quién le conviene el miedo y la inseguridad? Existirán mas desplazados en este país de todos, a los cuales sólo a unos pocos beneficia ser la “Clase Política”.

  2. Carlos 11/10/2012 a las 9:53 am · Responder

    Pero nuestro presidente presume de nuevas carreteras para que fluya el crimen organizado, no los ciudadanos, de lo que reportan en este articulo esta sobrepasado por la realidad al menos en mi estado, nos hemos convertido en esclavos de nuestros lugares de origen, por temor a dar un paseo al campo o una playa por la inseguridad , pero nuestras autoridades presumen del aumento en el turismo (se entiende por no espantar al turismo extranjero) pero la realidad es muy diferente, desgraciadamente creo que las esperanzas en el sexenio siguiente son muy minimas , de que a corto o mediano plazo los cosas puedan volver a una relativa tranquilidad, saludos

  3. Mara 28/04/2013 a las 11:42 pm · Responder

    Alguien sabe si todavía sigue en pie esta alerta? Viajaré de aguascalientes a mty por carretera y me gustaría saber si hay horarios aproximados de mayor riesgo delictivo. Gracias!

  4. teterete 12/01/2014 a las 7:53 pm · Responder

    Alguien me puede decir que tan peligrosa es transitar de noche de Sombrerete a Chalchiuites. Y de chalchiuites a durango,….

  5. lisa 11/04/2014 a las 2:42 pm · Responder

    Creo que todos buscamos una respuesta positiva a todas estas preguntas, ¿si viajar al norte es seguro?

    Yo en los proximos dias viajo a Mazatlán y la verdad es que si tengo mucho miedo; pues a confiar en Dios nuestro señor y la Virgen Morena que nos proteja de todo mal.

    Saludos.

Deja un comentario

comm comm comm