El Bogotá cooking show celebra los sabores y saberes de la gastronomía colombiana que impulsa proyectos de emprendimiento para la buena nutrición de los niños.

Bogotá, 10 nov (EFE).– En una velada que celebró la cocina tradicional y las propuestas de vanguardia de la gastronomía colombiana se convirtió el “Bogotá cooking show”, un encuentro benéfico organizado por la organización “Acción contra el hambre” para financiar sus proyectos en el país y dar a conocer sus logros.

“‘Bogotá cooking show’ es una cena que mezcla los sabores y saberes de la gastronomía colombiana a favor de la nutrición infantil”, dijo a Efe la encargada de las campañas de Acción contra el hambre, Lina Arenas, quien indicó que esta iniciativa que nació en Perú se celebra por primera vez en el país.

Arenas explicó que en Colombia “uno de cada ocho niños sufre de desnutrición crónica y adicionalmente hay altos índices de desnutrición aguda”.

Según dijo, ya suman alrededor de 475 mil las personas que han apoyado la campaña y defendió que la labor de su organización no es “asistencialista” sino enfocada en el desarrollo mediante el impulso de proyectos productivos de seguridad alimentaria y de emprendimiento, así como de saneamiento básico en algunas zonas.

Destacó además la jornada no solamente como una oportunidad para “recaudar fondos” sino también para comprender, compartir mensajes y generar movilización en torno a esta problemática.

El alegre canto de un grupo de mujeres del Pacífico colombiano abrió la actividad y sirvió de introducción al arropado, el primer plato de la noche y que consiste en un tamal envuelto en hojas de plátano elaborado con arroz, pescado y hierbas de azotea, como se conoce en esa zona a las hierbas usadas como condimentos y que se cultivan sobre andamios.

Como representante de esa región estuvo Elsis María Valencia, cocinera nativa y empírica, quien aseguró que también apoyan un proyecto con el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) para la “recuperación de la cocina tradicional”, que incluye el trabajo con jóvenes desplazados a raíz de la violencia.

El chef José Augusto Pajares explicó por su parte a los asistentes la importancia de promover la cocina responsable y el uso de productos locales.

También participó el chef Juan Manuel Barrientos con su propuesta de cocina moderna colombiana, con técnicas tradicionales y de vanguardia, y quien lidera la fundación El Cielo desde la cual capacitan a soldados heridos en combate, desmovilizados e indígenas.

Otra de las invitadas fue Diana García, encargada de cerrar la gala con un plato que buscó unir, con ingredientes y recetas de cada zona de Colombia, el Caribe con el interior del país.

García resaltó la importancia de aportar con sus ingredientes y su cocina la lucha contra la desnutrición infantil.

Acción contra el Hambre, una organización que trabaja en alrededor de 50 países, está concentrada en Colombia en los departamentos de La Guajira, Putumayo, Nariño y Córdoba, este último donde inició su labor hace 19 años.

En esos departamentos enfoca su trabajo en 39 municipios, algunos de los cuales, según explicó Arenas, han sido “priorizados” por el Gobierno como parte del proceso de paz con las FARC, ahora convertida en partido político.