Esta ciudad guanajuatense es el escenario perfecto para celebrar la festividad de Día de Muertos, con otros ingredientes de lo más mexicanos: tequila y la cocina de Gerardo Vázquez Lugo.

Ciudad de México, 10 de noviembre (SinEmbargo).– Vida y muerte se mezclan en una celebración única en México. El Día de Muertos es una tradición donde fiesta y culto a los difuntos tienen significado particular; colores, aromas, distintas melodías, artesanía y sabores dan forma a tan original festejo.

Y como cada año, la casa tequilera Casa Dragones, de producción artesanal y atención al detalle lleva la tradición a otro nivel, de la mano de destacados chefs, artistas y la comunidad sanmiguelense, quienes participaron en el festival de La Calaca 2017.

En San Miguel de Allende, ciudad nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la festividad tiene características propias y desde hace ya algún tiempo el Día de Muertos ha cobrado gran relevancia.

Una parte de la ofrenda. Imagen: Another Company

Inaugurando la 6ª edición del festival de La Calaca, el miércoles 1º de noviembre tuvo lugar una de las siempre originales Pairing Table de Tequila Casa Dragones, esta vez a cargo del consolidado chef Gerardo Vázquez Lugo de Nicos, restaurante en la Ciudad de México que fue reconocido por tercera vez consecutiva en la última edición de The Latin America’s 50 Best Restaurants.

El menú a cargo del chef cuya cocina se caracteriza por ser de una sólida base tradicional que se mezcla a la perfección con una conceptualización moderna, constó de una tostada de trucha salmonada, tamal colado de calabaza, terroba de manitas de puerco, consomé a la lima, birria tatemada y dos postres: naranja fingida y helado de queso cotija con papaya.

Los sabores creados especialmente para este menú único por Vázquez Lugo fueron delicadamente pensados para maridar con las notas elegantes y el balanceado trasfondo especiado de Tequila Casa Dragones Joven. El chef, quien valora la extrema atención al detalle de este tequila, buscó resaltar su complejidad aromática y los sabores cítricos y florales para terminar de construir esta exclusiva experiencia gastronómica. Para terminar la noche, se llevó a cabo una fiesta privada titulada “La Muerte Elegante”, donde DJ Sabo, invitado especial de la noche, aseguró el cierre perfecto a la inauguración del festival.

El chef Gerardo Vázquez Lugo. Imagen: Another Company

Bertha González Nieves, CEO y Cofundadora de Tequila Casa Dragones comentó durante la Pairing Table en Casa Dragones: “Estamos muy contentos de compartir un Pairing Table más, en honor del ya reconocido festival de La Calaca en San Miguel de Allende. Durante esta semana queremos ser parte clave en la promoción de nuestras tradiciones, reforzando nuestro compromiso con San Miguel de Allende, para este evento que engloba arte, cultura y gastronomía, siendo estos algunos de nuestros pilares esenciales.”

Del 1º al 5 de noviembre, se llevó a cabo el famoso Festival La Calaca 2017 en San Miguel de Allende, considerada la “Mejor Ciudad del Mundo” de acuerdo con la publicación Travel + Leisure. Con Tequila Casa Dragones como uno de sus patrocinadores y constantes participantes gracias a la estrecha relación de la casa tequilera independiente con Veronique Pitman, quien fundara La Calaca hace seis años, y con Claudia Oliver actual CEO; a lo largo de cinco días tuvieron lugar conciertos, performances, talleres, arte y pláticas en torno al evento que busca rendir honor y proteger la tradición.

La Iglesia de San Miguel Arcángel. Imagen: Another Company

Paralelo, se llevó a cabo la tradicional Cena Negra en Moxi, restaurante ubicado en el Hotel Matilda. El menú a cargo del chef Eduardo García, quien trabajó en Le Bernardín en Nueva York y actualmente está el frente de Máximo Bistrot uno de los hot spots culinarios favoritos de la Ciudad de México, presentó en el tercer tiempo un ceviche de pulpo y cangrejo moro a la mexicana, maridado con Tequila Casa Dragones Joven, resaltando las notas cítricas y sabores minerales del tequila.

Así como en México se rinde homenaje a nuestros muertos llenando de color las calles y los corazones, Casa Dragones honra –con su tequila de sabor característico, cuerpo y aroma que refleja el cuidado y la pasión que involucran su producción artesanal– a la tierra mexicana, a sus raíces y, sobre todo, sus tradiciones.

Durante la cena. Imagen: Another Company