El comediante escribió una dura declaración. “Estas historias son ciertas”, reconoció.

“Estas historias son ciertas”. Foto: AP

Ciudad de México, 10 de noviembre (Infobae/SinEmbargo).- Un día después de que The New York Times publicara un reportaje con 5 testimonios de mujeres que dijeron haber sido víctimas de una conducta inapropiada por parte de Louis C.K., el humorista hizo su descargo.

“Estas historias son ciertas”, admite al comienzo de su declaración, en la que detalla que en su momento no había sentido remordimiento por sus acciones, porque siempre había preguntado antes de mostrar su pene a alguna mujer.

“Más tarde aprendí en la vida, demasiado tarde, que cuando tienes poder sobre la otra persona, preguntarle si puedes mostrarle el pene no es verdaderamente una pregunta”, continúa la declaración de C.K.

Los cinco testimonios, 4 de ellos de mujeres que decidieron decir sus nombres y una que prefirió mantenerse en el anonimato, consisten en episodios en los que el comediante se masturbó o mostró sus genitales ante alguna de ellas.

Se trata de la primera vez que un grupo de mujeres acepta contar sus experiencias de primera mano, después de años de rumores sobre las conductas del comediante.

Tras estas revelaciones, Louis C.K. canceló el estreno de su última película, I Love You, Daddy, previsto para el jueves. La comedia dramática cuenta la historia de un exitoso guionista y productor de televisión que intenta frenar la creciente admiración y relación de su hija de 17 años (interpretada por Chloe Grace Moretz) con un cineasta de 68 años (John Malkovich).

Mientras tanto, la cadena HBO anunció el jueves que romperá todo vínculo con el comediante, comenzando por sacarlo del especial sobre autismo Night of Too Many Stars, y llegando hasta remover sus stand ups y series de su servicio ‘on demand’, informó The Hollywood Reporter.

Abajo, la declaración completa del artista:

Quiero referirme a las historias en el New York Times sobre cinco mujeres llamadas Abbey, Rebecca, Dana, Julia y otra que no quiso dar su nombre.

Estas historias son ciertas. En su momento, me dije a mi mismo que lo que hice estaba bien porque nunca le mostré el pene a alguna mujer sin preguntarle antes, lo que también es cierto. Pero lo que aprendí más tarde en la vida, demasiado tarde, es que cuando tienes poder sobre otra persona, preguntarle si puedes mostrarle tu pene no es una pregunta. Es un aprieto para ellas. El poder que yo tenía sobre estas mujeres es que ellas me admiraban. Y yo ejercí ese poder irresponsablemente.

He sentido arrepentiemiento por mis actos. Y he intentado aprender de ellos. Ahora estoy al tanto del alcance de mis acciones. Ayer aprendí el alcance de los sentimientos sobre sí mismas y sobre otros hombres que no hicieron nada que les provoqué a estas mujeres que me admiraban.
También tomé ventaja del hecho de que yo era admirado en mi comunidad y en la de ellas, que las desalentó a que compartieran sus historias, y que puso trabas cuando las contaron porque la gente que las escuchó no quería saber esas cosas sobre mí. Nunca pensé que estaba generando todo eso, porque mi posición me permitía no pensar en eso.

Ojalá hubiera reaccionado a su admiración siendo un buen ejemplo como hombre y siendo un buen guía como comediante, incluso porque yo mismo admiro su trabajo.

El peor arrepentimiento con el que lidiar es aquel que llega cuando sabes que has lastimado a alguien más. Y yo apenas puedo agarrarme la cabeza pensando el alcance del daño que he causado. He sido negligente en excluir a la gente con que la trabajé y aún trabajo y cuyas vidas personales y profesionales se vieron afectadas por esto, incluyendo proyectos en curso. El elenco de Better Things, Baskets, The Cops, One Mississippi, y I love you Daddy. Me arrepiento profundamente de que esto haya significado algo negativo para mi manager Dave Becky, quien solo intentó mediar en la situación creada por mi. He causado angustia y dificultades a la gente de FX que me dieron tanto para mi película. Y a todas las entidades que apostaron por mi en estos años.

Le he causado dolor a mi familia, a mis amigos, a mis hijos y a su madre.

Me he pasado mi larga y afortunada carrera hablando y diciendo cualquier cosa que quería. Ahora daré un paso al costado y me tomaré un tiempo para escuchar.

Gracias por leer.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Infobae. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.