La fuente de Cobalto 60 se encuentra en un contenedor blindado que proveyó el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares. Foto: Sener.

La fuente de Cobalto 60 se encuentra en un contenedor blindado que proveyó el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares. Foto: Sener.

Ciudad de México, 10 de diciembre (SinEmbargo).– Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, informó que esta noche concluyeron exitosamente los trabajos de recuperación y almacenamiento de la fuente de Cobalto 60 que fue robada el pasado 2 de diciembre.

Para ello utilizaron un robot especializado tipo AUNAV de la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad. El robot realizó maniobras y a través de un brazo metálico a control remoto, retiró el material radioactivo para trasladarlo a un vehículo aislado que consta de un contenedor blindado, cubierto de concreto.

Por medio de su cuenta de Twitter el funcionario federal informó que “la fuente de Cobalto 60 se encuentra almacenada en un contenedor con el blindaje necesario para evitar la salida de radiación”.

Asimismo indicó que la fuente de Cobalto será confinada por el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) “en un lugar seguro con barreras de ingeniería apropiadas”.

Joaquín Coldwell agradeció el apoyo a la Marina y al Ejército de México, así como la Comisión Federal de Electricidad y alas autoridades del Estado de México y del municipio de Hueypoxtla.

Por su parte, la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS)  informó que los trabajos de recuperación y almacenamiento de la fuente de Cobalto 60 proveniente de un cabezal de radioterapia que fue robado la madrugada del 2 de Diciembre cuando era trasladado para su almacenamiento como desecho concluyeron exitosamente.

“La fuente de Cobalto 60 se encuentra almacenada en un contenedor diseñado con el blindaje necesario, que proveyó el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) para evitar la salida de radiación hacia el exterior garantizando así la seguridad de la población, misma que no sufrió afectación gracias a la intervención y apoyo de la Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Federal, la Comisión Federal de Electricidad, Protección Civil del Estado de México y autoridades Municipales de Hueypoxtla, Estado de México”, se informó en un comunicado de prensa.

Tras el robo del material radioactivo la semana pasada, seis personas procedentes del Estado de México ingresaron al Hospital General de Hidalgo en la ciudad de Pachuca, con síntomas de intoxicación por contacto con material radiactivo. Tras ser dadas de alta esas personas fueron puestas a disposición de la Policía Federal por su presunta implicación en el robo del cobalto 60.