Juan Miguel Villar Mir, dueño de la constructora OHL, fue citado por las autoridades españolas para que los agentes le tomen las huellas dentro de una investigación secreta del caso de corrupción llamado “Operación Lezo”. Así consta en el requerimiento que ha sido notificado al empresario y al que ha tenido acceso eldiario.es.

Los investigadores creen que hubo una transferencia de dinero desde una filial de OHL en México a una cuenta del Anglo Irish Bank en Suiza, controlada por una sociedad panameña y que el destino final era el ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. El montante de la mordida ascendería a 1.4 millones de euros.

Por Pedro Águeda

España/Ciudad de México, 11 de enero (ElDiario.es/SinEmbargo).– El dueño de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir, está citado este viernes a las 9 de la mañana en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid) para que los agentes le tomen las huellas dentro de una investigación secreta del caso Lezo. Así consta en el requerimiento que ha sido notificado al empresario, imputado en una de las piezas de la causa que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso eldiario.es.

En dicho requerimiento se señala que la finalidad de la diligencia es comprobar la veracidad de un documento incautado en un registro del caso Lezo, dentro de una pieza que permanece secreta. Villar Mir está imputado en la pieza que investiga la presunta mordida a Ignacio González por la concesión de la obra del tren de Navalcarnero.

Los investigadores creen que hubo una transferencia de dinero desde una filial de OHL en México a una cuenta del Anglo Irish Bank en Suiza, controlada por una sociedad panameña y que el destino final era el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. El montante de la mordida ascendería a 1.4 millones de euros.

Villar Mir está imputado en el caso Lezo y declaró el pasado septiembre ante el juez del caso, Manuel García Castellón. Ante el magistrado, el accionista mayoritario de la gran constructora OHL negó el pago y añadió que el proyecto del tren de Navalcarnero, además de no concretarse, resultó ruinoso para la compañía. La declaración de Villar Mir se extendió durante dos horas.

El dueño de OHL, Juan Miguel Villar Mir. Foto: ElDiario.es

Otro de los imputados en la causa, Adrián de la Joya, admitió que el yerno de Villar Mir, el empresario Javier López Madrid, le remitió los fondos a una cuenta suya en Suiza, pero que se quedó con ellos porque OHL tenía una deuda previa con él. López Madrid fue detenido por estos hechos y también sigue imputado.

En un careo entre De la Joya y López Madrid en la Audiencia Nacional, el primero aseguró que el yerno de Villar Mir le ingresó el dinero en Suiza y le dijo que su destinatario era Ildefonso de Miguel, ex gerente del Canal de Isabel II, con Ignacio González como beneficiario último.

López Madrid negó esa versión, añadió que el pago era por servicios de De la Joya a OHL, que tiene documentos que así lo demuestran y que esa acusación se debe a la enemistad personal que mantienen ambos y que su interlocutor en el careo negó.

La Audiencia Nacional había citado a Villar Mir por las huellas para el 8 de enero, pero el imputado justificó que ese día no podía, al tiempo que su abogado alegó indefensión por desconocer el objeto de la diligencia. El letrado de la Administración de Justicia le respondió que la investigación está secreta y que el auto por el que se acordaba la citada diligencia no le podía ser trasladado. Asimismo acordó la toma de huellas para mañana, 12 de enero.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElDiario.es. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.