Luego del decreto de ley conocida como SB4, que fue presumida por el Gobernador de Texas Greg Abbott a través de un Facebook Live, donde pidió a las administraciones locales cumplir con la norma considerada como un permiso para “cazar a indocumentados”, la Unión Americana de Libertades Civiles emitió una “alerta de viaje” para informar a cualquier persona que planea viajar a ese estado. Mencionaron que sus derechos podrían ser violados si la policía los detiene sin motivo aparente.  La Unión se une a otras organizaciones, como el Fondo de Educación Vocacional de Estados Unidos, en contra de la norma considerada la más extrema contra indocumentados en los Estados Unidos.

Por Jesús García

Los Ángeles, 11 de mayo (SinEmbargo/LaOpinión).– Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) emitió una “alerta de viaje”, para informar a cualquier persona que planea viajar a Texas, Estados Unidos, que sus derechos podrían ser violados si la policía los detiene sin motivo aparente.

La alerta se dio tras el decreto de la ley conocida como SB4, que fue presumida por el Gobernador Greg Abbott a través de un Facebook Live, donde pidió a las administraciones locales cumplir con la norma considerada como un permiso para “cazar a indocumentados”.

“Esto lleva actuar con base en un perfil racial generalizado, un escrutinio sin base y detenciones ilegales de ciudadanos y no ciudadanos“, indicó ACLU.

La organización civil agregó que su advertencia “aplica a todos los viajeros que vayan a Texas, incluyendo viajeros estadounidenses de otros estados y ciudadanos estadounidenses”.

Llamó a tener cuidado de la Policía federal, estatal y de los condados, incluyendo policía local y sheriffs.

“La meta de la ACLU es proteger a todos los tejanos ya todas las personas que viajan por Texas –sin importar su estatus migratorio–del acoso ilegal por parte de las fuerzas del orden”, dijo Lorella Praeli, directora de políticas y campañas de inmigración de ACLU.

La activista destacó las profundas raíces mexicanas de esa entidad, por lo que un gran número de ciudadanos podría ser parte del “perfil” que el gobernador Abbott promueve para detener y obligar a “mostrar los papeles”.

“Muchos de nosotros nos ajustamos al perfil racial que la policía de Texas usará para hacer cumplir la fuerza de deportación draconiana de Trump”, agregó Praeli en el comunicado.

La Unión se une a otras organizaciones, como el Fondo de Educación Vocacional de Estados Unidos, en contra de la norma considerada la más extrema contra indocumentados en los Estados Unidos.

“Planeamos luchar contra esta ley racista y equivocada en los tribunales y en las calles. Hasta que lo derrotemos, todos los que viajan en o hacia Texas deben estar conscientes de lo que les espera”, agregó Terri Burke, director ejecutivo de la ACLU de Texas.

Los aspectos que más preocupan de la norma son:

-Cualquier persona puede ser obligada a “mostrar sus papeles”.
-La Policía podrá preguntar a los niños sobre su estatus migratorio y detenerlos si son indocumentados.
-Los agentes policiacos podrían ser sancionados si no cumplen con la norma.
-Se penalizará a los gobiernos locales y a las universidades que decidan no cumplir las leyes migratorias federales para favorecer a los indocumentados.

Asimismo, un grupo de 59 organizaciones enviaron una carta a Abbott exigiendo que corrija los profundos problemas “legales, constitucionales y de política pública” de la SB4.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.