El Cairo, 11 jun (EFE).- La televisión estatal siria aseguró hoy que el Ejército ha detenido a “dos grupos de dirigentes terroristas” en las cercanías de la localidad de Yisr al Shugur, en el noroeste del país, donde las Fuerzas Armadas comenzaron ayer una ofensiva militar.

La televisión, que mostró imágenes de los militares en las cercanías de esa población, entrevistó a habitantes de la zona, en la provincia de Idled, que agradecieron la labor de los militares e insistieron en que bandas armadas se habían hecho con el control de la zona, pero sin dar más detalles.

El Ejército sirio comenzó una operación militar ayer que ya le ha llevado “a las puertas de Yisr al Shugur”, según el canal estatal, después de que 120 personas, en su mayoría militares, murieran el pasado día 6 en una emboscada de supuestos grupos armados, que se hicieron con el control de la zona, fronteriza con Turquía.

No obstante, los grupos opositores apuntaron como posible causa de esta operación, la deserción dentro de las filas de Ejército de soldados y oficiales que se negaron a reprimir las manifestaciones que piden la caída del régimen.

Unas informaciones que no se pueden confirmar de manera independiente debido al férreo control informativo de las autoridades que han expulsado, detenido, amenazado y torturado a numerosos periodistas.

Mientras tanto, la ONG Observador Sirio de Derechos Humanos informó hoy de la muerte de 25 personas en las manifestaciones que se desarrollaron ayer en numerosas poblaciones del país.

Según esta ONG, once personas murieron en la provincia de Idleb, nueve en Latakia (noroeste), tres en Damasco y dos en Basra al Harir (sur), por la dura represión de las fuerzas de seguridad, que emplearon tanques y helicópteros contra los manifestantes, según denunciaron grupos opositores.

Otra organización opositora, “Los Derechos Sirios”, informó hoy de que, tras hacer un seguimiento de las distintas páginas web y los medios de información árabes, ha registrado los nombres de 34 víctimas mortales debido al castigo de las fuerzas de seguridad.

Según este grupo, 13 personas murieron en Idleb, 14 en Latakia, cuatro en Damasco, dos en Deraa (sur) y una en Hama (centro).

Este grupo aseguró que la jornada de ayer, que se conoció como el “Viernes de los Clanes”, registró manifestaciones en todas las provincias sirias, excepto en Sueida (sur) y Quneitra (suroeste).

La agrupación opositora indicó en su pagina web que las concentraciones más numerosas acontecieron en Homs y Hama (centro), en Damasco y sus alrededores, en Alepo (noroeste) y en Deir al Zor (este).

Desde mediados de marzo, miles de sirios piden la introducción de reformas políticas y la caída del régimen, que ha respondido con mano de hierro a las exigencias, y que acusa a grupos armados y a una gran conspiración internacional de estar detrás de las protestas. EFE