San José, Cal., 11 Jun. (Notimex).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa acusó a la industria armamentista estadunidense de las miles de muertes que están ocurriendo en México.

“Acuso y exijo que se ponga orden en ese tema”, expresó el mandatario, quien dejó claro que no se trata de reformar la Constitución de Estados Unidos sino de restablecer la ley que prohibía la venta de armas de asalto, con la que “iríamos de gane en muchas cosas”.