Miami, Fl., 11 Jun. (Notimex).- Con varias interrogantes en el aire, muchas de ellas del lado del Calor de Miami, este domingo se jugará en esta ciudad el sexto juego de la serie por el título de la NBA entre Mavericks de Dallas y Calor de Miami, duelo que está 3-2 en favor de los texanos.

Mavericks acaricia la posibilidad de conseguir por primera vez en su historia el Trofeo Larry O´Brien, esto gracias a la guía del alemán Dirk Nowitzki, lo que ha hecho que las críticas se enfoquen en LeBron James.

El estelar delantero de Miami no ha aparecido cuando su equipo más lo ha necesitado, pues apenas ha encestado 11 puntos totales en los últimos cuartos de los cinco partidos previos.

Y es que a pesar de que en el quinto juego, James logró un “triple-doble” al encestar 17 puntos, atrapar 10 rebotes y lograr 10 asistencias, esto no sirvió de nada, ya que se desvaneció en los minutos finales y a esto hay que añadir que en el cuarto partido encestó apenas ocho unidades.

Para avivar más los ánimos previo a este crucial choque, James y Dwyane Wade han sido blanco de duras críticas, ya que fueron filmados cuando hacían burla de Nowitzki, quien disputó el cuarto juego con un fuerte cuadro gripal, que le provocó una fiebre de 38.3 grados centígrados, lo cual no evitó que ayudara a ganar el cotejo.

Hace cinco años, cuando estos dos equipos se enfrentaron en la serie por el cetro de la NBA, fue Miami quien llegó a Dallas para disputar el sexto juego de la confrontación y alzarse con el cetro al vencer a domicilio a Mavericks 95-92 y ganar su primer título NBA.

Hay que recordar que esta serie ha sido, más que nada, un duelo donde ha destacado el aspecto físico y el control del balón, buscar tenerlo en los momentos decisivos para tomar la delantera en el marcador.

Por Miami hay la duda de qué tanto afectará a Wade la lesión que sufrió en la cadera en el quinto juego en Dallas. El guardia ha declarado que esa molestia no impedirá que tenga una buena actuación mañana en el sexto juego.

Otra interrogante para el conjunto floridano es su entrenador en jefe, Erik Spoelstra, quien está en su primera final NBA, al igual que su contraparte de Dallas, Rick Carlisle, y que será objeto de severo escrutinio, en el que se analizará si podrá manejar o no la presión de este partido.

Finalmente, Dallas buscará su primer título, que también le daría su primer anillo de campeón a jugadores que tienen amplias posibilidades de ingresar al Salón de la Fama como Nowitzki, Jason Kidd y Shawn Marion, además del entrenador Rick Carlisle.