Washington, 11 Jun (Notimex).- El legislador demócrata Anthony Weiner, envuelto en un escándalo sexual, indicó que no renunciará a su escaño, pero se ausentará brevemente para buscar “tratamiento profesional” a su problema, informó hoy su oficina en Washington.

“El congresista Weiner partió esta mañana a buscar tratamiento profesional a fin de enfocarse a ser un buen esposo y una persona saludable”, indicó la oficina del legislador en un comunicado.

“Ante ello, él solicitará una corta ausencia de la Cámara de Representantes de forma que pueda ser evaluado y diseñar un curso de tratamiento” para su problema, precisó el documento.

El congresista “toma las opiniones de sus compañeros muy seriamente y ha determinado que necesita este tiempo para recuperar su salud y tomar la mejor decisión posible para sí mismo, su familia y sus electores”, agrego el mensaje emitido la tarde de este sábado.

Con su decisión, Weiner desafió así los llamados que horas antes le habían hecho los principales dirigentes de su partido, incluyendo la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en los que le urgieron a dimitir a su cargo.

El legislador, quien fue electo en noviembre pasado para representar al noveno distrito federal de Nueva York, reconoció el pasado lunes que había enviado mensajes de texto y fotografías “con una fuerte carga sexual” a unas seis mujeres a lo largo de más de tres años.

La víspera, la cadena de televisión Fox News reveló además que las autoridades en Delaware investigaban un posible lazo entre Weiner y una adolescente de 17 años.

Tras difundirse la presunta relación, el legislador y la propia familia de la joven aseguraron que no existió ninguna comunicación indecente.

Sin embargo, la evidencia de que Weiner sostuvo una comunicación de cualquier tipo con una joven de 17 años de edad, constituye un golpe más a la credibilidad del congresista, cinco días después de haber admitido sus deslices sexuales a través de internet.

En comunicados por separado emitidos este sábado, Pelosi, la presidenta del Comité Nacional del Partido Demócrata, Debbie Wasserman, y el presidente del Comité de Campaña Congregacional Demócrata, Steve Israel, le pidieron a Weiner dimitir a su cargo.

En su comunicado, la líder de la minoría demócrata en la cámara baja instó a Weiner a buscar la ayuda de su familia y de sus electores “sin la presión de ser un miembro del Congreso”.