Madrid, 11 Jun (Notimex).- El presidente de Yemen, Ali Abdulá Saleh, continúa recuperándose de sus heridas, aseguraron hoy fuentes oficiales yemeníes, al negar versiones de que el mandatario había sufrido una hemorragia cerebral.

Después de que una fuente informada en Riad declaró a la prensa internacional que la salud de Saleh era “mala”, la televisión árabe Al Arabiya negó la tarde de este sábado, citando al médico que lo atiende, que el mandatario haya sufrido una hemorragia cerebral.

Saleh está en condición estable y recuperándose de las lesiones sufridas en un ataque contra su palacio en Saná, capital yemenita, el pasado 3 de junio, confirmó por su parte, Ali Abdulá al-Radhi, embajador de ese país en Reino Unido, también citado por Al Arabiya.

“El presidente Saleh está en su habitación en el hospital, no en cuidados intensivos. Él está consciente y habla”, aseguró el diplomático.

Un exiliado yemení, quien pidió el anonimato, afirmó a la televisora tener información de que el mandatario “aún está en malas condiciones, principalmente, por problemas en sus pulmones que dificultan su respiración” y mencionó la hemorragia.

Saleh fue trasladado a Riad el pasado 4 de junio a bordo de un avión, un día después del ataque contra la mezquita del complejo presidencial, donde se encontraban él y otros altos funcionarios del gobierno yemení.

Autoridades yemeníes insistieron la víspera en que el presidente se está recuperando rápido y que pronto volverá a Saná, lo que llevó a miles de seguidores y detractores de Saleh a las calles, los primeros para demostrarle su apoyo y los segundos para exigir que no regrese.

El general Yahya Saleh, sobrino del presidente, declaró este sábado a la cadena de noticias BBC de Londres que su tío volverá a Yemen una vez que concluya su tratamiento médico en Riad y aseguró que ya están en marcha los preparativos oficiales y populares para recibirlo.