El próximo 18 de julio entrará en vigor en Sistema Nacional Anticorrupción, con el que, según el propio Gobierno federal, se pretende erradicar la corrupción e impunidad de servidores públicos. Sin embargo, esta iniciativa no sólo está incompleta. Además, recientemente integrantes de su Comité de Participación Ciudadana fueron víctimas de desprestigio por parte de senadores como Pablo Escudero, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), lo que preocupa aún más a políticos, empresarios y activistas.

Ciudad de México, 11 de julio (SinEmbargo).- A una semana exacta de que termine el límite legal para que entre en vigor el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), sigue sin asignarse al Fiscal Anticorrupción, a los 18 magistrados especializados y los Congresos locales, como el de la Ciudad de México o Coahuila, que no han instalado su Sistema Local Anticorrupción.

Ante ello, el sector empresarial, funcionarios públicos y organizaciones civiles urgieron hoy a los congresos locales a concluir sus pendientes para establecer los 32 Sistemas Locales.

En el Foro Empresarial Anticorrupción, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, reconoció a Querétaro, que ya está listo, pero resaltó que la Ciudad de México, Chihuahua, Tabasco y otros “están totalmente rezagados” en cuanto a la instalación de su Sistema Local.

Juan Pardinas, director del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), coincidió que en materia de los Sistemas Locales “falta mucho por trabajar” y que no se instalen, dijo, “tumba el espíritu del modelo”.

Gustavo Adolfo Jiménez, miembro de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, reconoció “que van tarde” ya que se trata “de un proceso legislativo complejo”.

Pero el académico Luis Carlos Ugalde afirmó que si el Congreso ya tiene un mandato constitucional, ya deben hacerlo: no es pretexto que el Fiscal Anticorrupción deba renovarse en noviembre, por lo que lamenta calcular que sea nombrado hasta 2019.

Para el presidente de la Coparmex el sistema de controles actual no está funcionando.

“Hay ex gobernadores prófugos o encarcelados. Ya con el SNA sigue asegurar que sus integrantes estén a la altura y que genere un nuevo equilibrio”, expuso Gustavo De Hoyos frente a empresarios de la industria hotelera o restaurantera de la Ciudad de México.

Asimismo, a nombre del sector empresarial, manifestó “su total respaldo” ante “los ataques directos para descalificar al proceso de selección en la integración del Sistema Nacional Anticorrupción”.

La semana pasada, articulistas de un medio nacional, entre ellos del CEEY y México Evalúa, decidieron renunciar al acusar que notas publicadas atacaron al comité de selección del Sistema Nacional Anticorrupción.

“Es una de las manifestaciones explícitas de una gran resistencia de algunos políticos con visión intransigente contra una gran ola ciudadana. Este intento fracasado puso la atención en la valía del instrumento”, aseguró el presidente de la Coparmex.

Vanessa Silveyra, de Transparencia Mexicana, enfatizó que el Comité de Participación Ciudadana no solo es un vínculo entre el SNA y la sociedad civil y empresarial, “sino el núcleo”.

“No basta con decir que los miembros de los Congresos sean los representantes de la ciudadanía. Hay que ir más allá para que sean parte de las discusiones legislativas”, dijo.

Además, Silveyra recomendó a los empresarios presentes que para “no favorecer las redes de corrupción” su estructura e información financiera debe ser pública y de fácil acceso.

Finalmente, Juan Pardinas, director de IMCO, destacó que si el próximo Presidente de la República hace su declaración patrimonial, fiscal y de posible conflicto de interés antes de las elecciones, el Presidente Enrique Peña Nieto será el último mandatario del país en no hacerlo, “quien no quiere la Ley 3 de 3 e impidió a miembros de su gabinete a no presentar sus declaraciones”.