La primera reunión entre diputados y senadores electos de Morena y Andrés Manuel López Obrador fue un collage conformado por personajes como Sergio Mayer y Lilly Téllez, la ex policía comunitaria Nestora Salgado García, Cuauhtémoc “Cuauh” Blanco políticos de la vieja escuela como Ricardo Monreal Ávila y Dolores Padierna, ex líderes perredistas como Pablo Gómez Álvarez, otros que como Martí Batres Guadarrama forjaron el partido desde su inicio, pero también ex panistas que renunciaron a su partido decepcionados y arrepentidos como Germán Martínez.

Hoy, la oficina ubicada en la calle San Luis Potosí de la colonia Roma Sur –en donde se realizaron los consejos nacionales del partido en formación–, vio desfilar a parte de los miembros del partido que este 1 de julio se convirtió en la principal fuerza política del país en tan sólo cuatro años.

Ciudad de México, 11 de julio (SinEmbargo).- Llegaron uno a uno, algunos se detuvieron a dar alguna declaración a la prensa, otros pasaron de largo. Eran los más de 300 diputados electos y los 68 senadores de la coalición “Juntos haremos historia”, en su primera reunión después del triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Las oficinas que vieron nacer al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) –ubicadas en la calle San Luis Potosí, en la colonia Roma Sur de la Ciudad de México– sirvieron como recinto de una extraña pasarela: muchos de los que estaban allí seguramente no se imaginaron estar juntos un año atrás; jamás, bajo un mismo techo.

Aunque los partidos Encuentro Social (PES) y del Trabajo (PT) dieron forma a la coalición, fue Morena el que se llevó más curules y el que arrasó con la votación del 1 de julio. Un partido que surgió de un movimiento fundando como una asociación civil el 2 de octubre de 2011 y que luego de un largo camino y de sortear varios requisitos se convirtió en un partido político el 9 de julio de 2014.

Morena, el movimiento que encabezó la lucha en contra de la Reforma Energética con cercos al Senado de la República y a la Cámara de Diputados ante una arrolladora mayoría del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados, ahora se prepara a tomar su puesto en un Congreso de la Unión que quedará definido con 307 diputados de la coalición y 68 senadores. Ahora es una fuerza política como no se había visto en muchos años en el México contemporáneo.

“Les vamos a decir a todos que no pueden traicionar al pueblo, que tienen que tener una conducta intachable y trabajar de la mano con el pueblo”, explicó a su llegada Yeidckol Polevnsky Gurwitz, presidenta del partido. Iban a “leerles la cartilla” a los próximos legisladores, a todos aquellos políticos que en su gran mayoría provienen del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y también a los que, contados, surgieron directamente del movimiento.

Les iban a dejar en claro, dijo Polevnsky, que su tarea es “una nueva forma de hacer política” y quien no acate esa disposición será investigado por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Pero el ánimo fue festivo en la primera reunión con López Obrador: celebraron haber conquistado una mayoría y saltar en un corto tiempo de una minoría legislativa, al partido que tendrá la voz cantante en el Congreso de la Unión.

Nestora Salgado asumirá una senaduría después de una contienda electoral donde se convirtió en blanco de ataques por el PRI. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Alfonso Durazo, y Sergio Mayer a su salida de la reunión que sostuvieron con el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador en un salón de la colonia Roma. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

***

Los grupos parlamentarios de Morena, del PT y del PES son una ensalada: desde Alejandra León Gastélum, la Senadora electa de Baja California que celebró con champagne el triunfo de Morena sobre sus adversarios –a quien las redes sociales bautizaron como #LadyChampagne–, pasando por Ricardo Monreal Ávila, ex Delegado de la Cuauhtémoc y quien se perfila para ser el coordinador de los senadores morenistas, hasta Pablo Gómez Álvarez, ex líder estudiantil y fundador del PRD que encabezó tremendas discusiones sobre ir o no en alianza con el Partido Acción Nacional (PAN) en los congresos nacionales.

Ahora “Morena es mi partido”, contestó Gómez Álvarez al salir de la reunión con López Obrador y confirmó el bloque al que se adherirá en la Cámara de Diputados.

No es el caso de Alejandra León, quien afirmó que no tiene conocimiento de que se le haya abierto alguna investigación por el video en el que se le exhibió, ebria, llamando a sus contrincantes “cucarachas fumigadas”.

–A mí no me han notificado nada, yo sigo con mis derechos partidistas y derechos políticos–, contestó y aclaró que al menos con el PT será parte.

De ser así participará codo a codo con Martí Batres Guadarrama, uno de los fundadores de Morena y que encabezó, junto con López Obrador, Clara Brugada Molina y Bertha Luján Uranga, el proceso de conseguir afiliados en 2013 para obtener el registro como partido del que era apenas un movimiento.

También se rozará con Héctor Vasconcelos, quien en un inicio se anunció como el próximo Canciller, pero fue sustituido por Marcelo Ebrard Casaubón, ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Lilly Téllez, senadora de Sonora por Morena. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Cuitláhuac García Jiménez, logrará convertirse en el próximo Gobernador de Veracruz tras su segundo intento. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

***

A ese collage que se sumó Delfina Gómez e Higinio Martínez, ambos electos como Senadores por el Estado de México; así como la ex lideresa de la policía comunitaria Nestora Salgado García; María de los Dolores Padierna Luna; la ex Ministra Olga Sánchez Córdero, futura Secretaria de Gobernación, y Tatiana Clouhtier Carrillo, quien asumirá el cargo de Subsecretaria de Gobernación en el Gabinete de Andrés Manuel.

El ex líder nacional panista Germán Martínez Cázares, aunque no fue electo para ninguna cargo legislativo, también asistió a la junta como otros miembros del Gabinete propuestos para el próximo Gobierno.

Nestora Salgado, la ex comandanta comunitaria de Olinalá, titubeó para dar una entrevista a su llegada, pero finalmente aceptó.

“Mi propuesta es el apoyo a los pueblos originarios, migración, presos políticos , derechos humanos. La intención por llegar aquí es para dar voz a la gente olvidada de Guerrero”, dice la activista que estuvo presa durante más de dos años y que llegó al Senado de la República, luego de ser blanco de los golpes del PRI durante años.

Cuando ya todos ingresaron al Salón D’ Luz – la mayoría entre las 11:00-11:20 de la mañana– llegó el actor Carlos Bonavides, conocido como “Huicho Domínguez”.

–Huicho, ¿y ahora por qué?

–Pues estamos en el apoyo de López Obrador como ciudadanos, no pretendemos ningún puesto, sino coadyuvar; en mi caso en el problema de las adicciones, porque como ustedes saben, yo soy un enfermo alcohólico y tengo 15 años de sobriedad y creo conocer el problema.

–¿Fue invitado?

–Sí estoy invitado a esta reunión, por eso me presento.

La selfie con Cuauhtémoc Blanco, Gobernador electo de Morelos. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Pedro César Carrizales, ex pandillero convertido en activista y Diputado de SLP. Foto: Isaac Esquivel Cuartoscuro

Claudia Sheinbaum, la científica obradorista que se convertirá en la primera Jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Ahí en esa reunión se les dio la encomienda urgente de Morena, delineada en 12 iniciativas, enfocadaen educación, seguridad pública, ingresos, participación ciudadana, salario mínimo y austeridad.

Tras ese cónclave se escuchó decir al virtual presidente de México que se promuevan las modificaciones constitucionales para “suspender por completo fueros y privilegios para funcionarios públicos”.

Y a esa reunión le siguió otra, ahí los protagonistas cambiaron, pero también personajes sumamente distintos uniformados por las siglas de Morena: el futbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo, el académico Cuitláhuac García Jiménez, la catedrática y férrea morenista Claudia Sheinbaum Pardo, el hasta hace poco perredista Miguel Barbosa Huerta, Pedro César Carrizales, “alías el Mijis”…