El pasado 26 de julio en la calle de Francisco Villa de la colonia San Mateo Cuautepec, en Tultitlán, Estado de México, fue hallado el cadáver de una joven que vestía bata blanca; la FES Iztacala comunicó más tarde que la víctima estudiaba Medicina en su institución, respondía al nombre de Rosa Analí, y el día que le quitaron la vida se dirigía al Hospital General Cuautitlán “José Vicente Villada”, donde cursaba su internado rotatorio.

Posteriormente, el pasado 6 de agosto fue hallado el cuerpo de la doctora Jessica Sevilla Pedraza en la colonia El Hielo en el municipio de Huixquilucan. Con este último caso suman tres mujeres médicos asesinadas en los últimos 12 meses en el Estado de México. El Gobernador de la entidad no ha dicho una sola palabra; ni siquiera a los padres de Jessica, que se han movilizado en Toluca y en la Ciudad de México para pedir justicia.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo).- Luego del asesinato de una estudiante de la  carrera de Medicina de la Facultad de Estadios Superiores (FES) Iztacala y del posterior asesinado de la médico Jessica Sevilla, esta institución de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recomendó a sus estudiantes que el uso del uniforme blanco sea, única y exclusivamente, para los días que tengan Clínica y para eventos especiales.

En distintas partes del país, personal médico y de enfermería han sufrido ataques del crimen organizado. Apenas hace unas semanas, una enfermera y su esposo fueron secuestrados en Puebla por el grupo criminal de “Los Bukanas” o “Los Bukanans”. Los usó para curar a sus heridos, y luego los ejecutó.

En un comunicado compartido a través de la cuenta de Facebook de Educación Médica FESI, las autoridades universitarias pidieron a sus alumnos de las carreras de cirujano dentista, enfermería, médico cirujano y optometría que no lleven sus batas cuando no sea necesario.

“Se les informa que para el semestre 2018-1, únicamente se portará el uniforme blanco los días que tengan el módulo de Práctica Clínica y en eventos especiales los cuales se les comunicarán oportunamente. […] Para los módulos metodológicos llevarán la bata cuando así les indiquen los profesores. Los demás días deberán venir de civil”.

Entre las medias que ha tomado la FES está “¡Ponte vivo! Cuidarte es un buen hábito” , un programa para que tiene como objeto dar consejos de seguridad para ayudar a prevenir el robo, asalto y hasta el acoso. O, como ha pasado en Edomex, el asesinato.

Provenientes de distintas áreas de la zona metropolitana, la FES Iztacala, ubicada en Tlalneplantla, Estado de México, alberga a unos 16 mil alumnos.

Jessica salió de su casa el pasado viernes para ir a su consultorio, pero nunca regresó. Foto: Cuartoscuro

El 28 de julio pasado, esta Facultad dio a conocer Rosa Analí cursaba la carrera de Médico Cirujano en sus instalaciones, y que un presunto asalto terminó con su vida.

El asesinato habría ocurrido a las 06:30 horas del pasado 26 de julio en la calle de Francisco Villa de la colonia San Mateo Cuautepec, en Tultitlán, esto de acuerdo con la información publicada por la institución.

Rosa Analí cursaba su internado rotatorio en el Hospital General Cuautitlán “José Vicente Villada”. El día que la estudiante perdió la vida se dirigía a este nosocomio. Las autoridades narraron que a la joven quisieron quitarle sus pertenencias, pero en los embates del asalto, los delincuentes decidieron quitarle también la vida.

Esta facultad de la UNAM pidió a las autoridades, a través de este comunicado, que tanto los medios de transporte, como la periferia de la institución, sean reforzadas con seguridad para la seguridad de los estudiantes que tienen que desplazarse todos los días por la zona.

MÉDICO ASESINADA

El último caso de una mujer médico asesinada ocurrió el 6 de agosto, Jessica Sevilla Pedraza, fue asesinada brutalmente en Huixquilucan, Estado de México, por lo que sus padres, amigos y activistas se congregaron el miércoles en el Ángel de la Independencia para exigirle al Presidente Enrique Peña Nieto y al Gobernador Eruviel Ávila Villegas justicia por el feminicidio

Con la fotografía de su hija en las manos y el rostro pálido por largas horas sin dormir tras la desaparición da la joven médico. Foto: Shaila Rosagel, SinEmbargo

Eruviel Ávila no ha expresado una sola palabra sobre este asesinato, que ha conmovido a la sociedad mexiquense.

“Por favor quiero justicia para mi hija, y que la muerte de mi hija no quede impune, que no sea una estadística más. Que su caso no sea aechivado como un feminicidio más”, dijo Juana Pedraza Benítez, mamá de Jessica.

Con la fotografía de su hija en las manos y el rostro pálido por largas horas sin dormir tras la desaparición da la joven médico, y su posterior recuperación asesinada estrangulada y desollada, Juana acudió a la Ciudad de México para participar en la manifestación organizada por las médicos del Movimiento Médico 22 de Junio.

Juana aseguró que la lucha por justicia en el Estado de México ha sido muy difícil, y que no le dieron la debida atención hasta que el caso fue retomado por los medios de comunicación.

Cuando Jessica desapareció, las autoridades le dijeron: “Espere en su casa las 48 horas, si su hija no aparece iniciamos con la búsqueda”.

El padre de Jessica, Abel Sevilla Morales, dijo que su hija luchó por estudiar y ser médico.

“Yo soy de escasos recursos, pero ella se empeñó. Ella nunca lo supo, pero yo aún estoy pagando una deuda para costear sus estudios. Nunca le quise decir para que no se preocupara”, dijo a SinEmbargo.

La doctora, de 29 años y madre de un niño, desapareció el pasado viernes por la tarde cuando se dirigía al consultorio que logró abrir hace apenas un mes. Ese era su segundo trabajo del día.

La encontraron degollada y le habían arrancado la piel del rostro.