El objetivo de la iniciativa presentada por la LIX Legislatura del Estado de México “es combatir intentos de corrupción o extorsión en contra de los empresarios”.

La consejera Luz María Zarza descartó que la decisión sea una licencia para que se incremente el número de menores de 18 años en establecimientos, “pues el control se mantendrá y las supervisiones y sanciones continuarán aplicándose de manera estricta”.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo).- Miembros de la Legislatura del Estado de México despenalizaron la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad y provocaron polémica.

De acuerdo a José Antonio López Lozano, diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), la decisión puede convertir a la entidad en una gran cantina.

“Vamos a saturar los centros tutelares, se va a incrementar su participación (de menores) en hechos delictivos”, dijo López durante la discusión.

Sin embargo, la Consejería Jurídica del Estado de México explicó, en un comunicado de prensa, que la despenalización de la venta de alcohol a menores de edad aprobada por el pleno la LIX Legislatura del Estado de México, “no implica que dejen de aplicarse sanciones, pues continuarán desde la parte administrativa”.

La consejera Luz María Zarza descartó que la decisión sea una licencia para que se incremente el número de menores de 18 años en establecimientos. Foto: Cuartoscuro.

El objetivo principal, de acuerdo a información oficial, “es combatir intentos de corrupción o extorsión en contra de los empresarios”.

La iniciativa presentada por la administración del priista Eruviel Ávila Villegas “se basó en la demanda de los empresarios de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), quienes mencionaban actos de corrupción de autoridades que les exigían cuotas o los amenazaban con procesarlos penalmente, argumentando la presencia de menores en sus establecimientos”.

La consejera Luz María Zarza descartó que la decisión sea una licencia para que se incremente el número de menores de 18 años en establecimientos, “pues el control se mantendrá y las supervisiones y sanciones continuarán aplicándose de manera estricta, pudiéndose clausurar de manera inmediata el establecimiento que incurra en esta grave falta”.