El PRI advirtió que tienen planeada una próxima entrega de despensas, por lo que el CEN “seguirá recibiendo la donaciones” en la capital mexicana.

Ayer se dio a conocer que funcionarios del Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares hicieron entrega de apoyos a damnificados por el terremoto del pasado jueves y del huracán “Katia” utilizando lonas color azul y la leyenda “Yunete”.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo/EFE).- Al estilo del panista Miguel Ángel Yunes en Veracruz, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se aprovechó de la tragedia por el sismo que azotó a México para llevar despensas a los damnificados en Oaxaca.

En un comunicado, el partido tricolor presumió que este día entregó más de 15 toneladas de víveres y artículos “a nuestras hermanas y hermanos” del estado Oaxaca, entidad gobernada por Alejandro Murat, también priista.

De acuerdo con la información proporcionada, el centro de acopio fue instalado en la sede nacional del PRI, ubicada en Insurgentes Norte, en la Ciudad de México.

“El apoyo se logró gracias al respaldo y solidaridad de la ciudadanía en general y de los militantes y simpatizantes priistas, que acudieron desde el viernes pasado a dar sus donaciones”.

En un vehículo torton se transportaron los víveres a la Base Aérea de Ixtepec, en Oaxaca; principalmente se donó agua, leche, arroz, azúcar, frijol, atún, sopas y artículos higiénicos.

El PRI advirtió que tienen planeada una próxima entrega, por lo que el CEN seguirá recibiendo la donaciones en la capital mexicana.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) señaló recientemente que sólo los miembros de la milicia y de la Marina son los facultados para hacer llegar los apoyos recabados en las colectas.

Foto: PRI

Ayer se dio a conocer que funcionarios del Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares hicieron entrega de apoyos a damnificados por el terremoto del pasado jueves y del huracán “Katia” utilizando lonas color azul y la leyenda “Yunete”.

Las imágenes fueron difundidas por usuarios a través de la red social Twitter y compartidas también por medios locales.

En las fotos se aprecian camiones y camionetas con la leyenda “Yunete A.C.”, y con el slogan “En apoyo a la población civil afectada”. También se observa a una mujer con una playera azul entregando despensas con la misma etiqueta.

Esto provocó un malestar, incluso entre quienes recibían la ayuda, pues esperaban que fuera ajena a intereses políticos.

UNICEF URGE AYUDA PSICOLÓGICA PARA LOS NIÑOS

Dos millones de niños mexicanos están “muy afectados” por el sismo del jueves pasado y requieren de “ayuda psicoemocional”, además de un regreso inmediato a la escuela, dijo hoy a Efe la representante adjunta de Unicef en México, Pressia Arifin Cabo.

“Vemos que el regreso a la escuela inmediato es una oportunidad para que los niños puedan superar este miedo y estrés que tuvieron por el terremoto”, expresó al hacer una evaluación de la situación de los municipios de Chiapas y Oaxaca declarados en emergencia tras el sismo.

La representante de Unicef pudo observar que los niños están afectados “no solo físicamente, sino en el aspecto psicoemocional” ya que sufren un nerviosismo y estrés alto “ante la destrucción que los rodea”.

La falta de normalidad “agudiza aún más la situación psicoemocional”, por lo que llamó a que las autoridades “hagan todo lo que puedan para que las escuelas vuelvan a abrirse nuevamente”.

“Es la única manera de que los niños superen el miedo”, aseguró.

Habitantes recorren las calles junto a edificaciones afectadas por el terremoto en Ixtaltepec, Oaxaca. Foto: Jorge Núnez, EFE

Los infantes, en su mayoría acompañados por sus padres, actualmente se encuentran alojados en albergues a la espera de su reincorporación a su hogar y a las clases.

La ayuda psicológica es necesaria, ya que “ellos no están familiarizados con qué es un terremoto y qué hacer” y necesitan de la asistencia de “profesionales de salud mental” para que puedan “hablar y conciliarse con su experiencia con el terremoto”.

Los psicopedagogos resultarán también vitales para una vuelta a la normalidad, indicó Arifin Cabo.

Las clases se encuentran suspendidas ahora mismo de manera indefinida, pero la representante de Unicef insistió en que la reincorporación de los alumnos a las aulas debe ser inmediata para no agravar el estrés postraumático.

“Esperamos que esta semana ya puedan regresar a la escuela”, apuntó, si bien señaló que algunas autoridades están señalando que eso “puede tardarse más”.

Algunas de las escuelas presentan daños graves e incluso a algunas de ellas es imposible acceder.

Para una rápida reincorporación, Unicef dijo que unirá esfuerzos con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), que ya está habilitando aulas móviles para sustituir temporalmente las escuelas afectadas.

La organización otorgará a la máxima brevedad el programa internacional “School in the Box”, que incorpora “materiales básicos para niños y maestros”.

En la evaluación de daños, la experta pudo observar que “los centros de salud también están dañados” por el sismo, de magnitud 8,2 en la escala de Richter y que ya se ha cobrado la vida de 95 personas.

“Los servicios de salud tienen el desafío de servir en estas circunstancias tan difíciles”, afirmó, aunque se mostró tranquila al no haber detectado “riesgo de enfermedades” en los niños.

Una delegación de Unicef está evaluando los daños materiales y psicosociales que dejó el terremoto, a fin de entregar un informe a la SEP y a las autoridades de Protección Civil a su regreso a la capital.