La tienda de deportes Martí impidió que una pareja homosexual se diera un beso como parte de las grabaciones de una serie de Netflix.

El hecho fue denunciado por el productor Manolo Caro. Usuarios de redes sociales protestaron ante la determinación de la sucursal. Mientras la empresa dijo que la decisión fue “personal” y que ésta no refleja los valores de la marca.

Ciudad de México, 11 de octubre (SinEmbargo).- El productor Manolo Caro denunció a través de su cuenta de Twitter que una tienda de deportes les impidió grabar una escena de un beso entre dos hombres por no ir “con la marca ni la imagen”.

En el video se aprecia al aparente gerente de la tienda conversar con una mujer. En determinado momento le dice “está afuera”, en referencia a que toda muestra de cariño debía hacerse al exterior de la tienda.

El productor, quien se encuentra grabando la serie de Netflix La casa de las flores, denunció que la empresa Deportes Martí les dijo que las parejas gay eran una mala imagen para la marca y expresiones de cariño entre ellos era “peyorativo”.

Lo anterior pese a la existencia de un contrato de Relaciones Públicas con la empresa.

Tras ello, usuarios de Twitter señalaron el presunto acto de discriminación en contra de los actores.

El hecho ocurrió en la tienda Martí Eureka de San Pedro de los Pinos.

Posteriormente, la empresa emitió un comunicado en el que lamentó “profundamente” lo sucedido y achacó el hecho a una “decisión individual”.

Pese a ello, el productor señaló que no regresarán a filmar esa o cualquier otra escena.