Para el Departamento de Estado de EU es una prioridad combatir al Estado Islàmico, grupo  que surgió en 2014.

El Presidente estadounidense, Barack Obama. Foto: EFE.

El Presidente estadounidense, Barack Obama. Foto: EFE.

Washington, 10 de noviembre (EFE).- El Presidente de EU, Barack Obama, solicitó hoy al Congreso una partida extraordinaria de 11 mil 600 millones de dólares para Defensa para 2017, incluyendo fondos para la guerra contra el Estado Islámico (EI).

La petición, dirigida al Presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, incluye una partida de 5 mil 800 millones de dólares para el Pentágono y otra de 5.800 a repartir entre el Departamento de Estado y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

Los  5 mil 800 para el Pentágono tienen como destino las operaciones militares en Afganistán y contra el EI en Irak y Siria.

La partida para el Departamento de Estado y la USAID está destinada a apoyar la estrategia no directamente militar contra el EI, desde la asistencia humanitaria a las zonas liberadas por los yihadistas hasta la mejora de la seguridad para el contingente diplomático.

Con esta petición extraordinaria, la partida para operaciones exteriores del presupuesto del año fiscal 2017 ascendería a 85 mil 300 millones de personas.

“Derrotar al Daesh (EI), que supone una amenaza inmediata contra nuestros ciudadanos, nuestro país y nuestros aliados, es una prioridad absoluta para Estados Unidos y debemos asegurarnos que tenemos los recursos necesarios para hacerlo”, apuntó el Departamento de Estado en un comunicado.

Ash Carter, secretario de Defensa, “urgió” por su parte al Congreso, controlado por los republicanos, a aprobar la partida porque “ayudará” a su departamento y al Gobierno en general a “proteger” a Estados Unidos