Un informe del semanario Zeta de la ciudad de Tijuana revela que, desde que Felipe Calderón lanzó su guerra contra el crimen organizado –el 11 de diciembre de 2006– han muerto al menor 60 mil 420 personas en el país, cifra que incluye lo que el gobierno federal clasifica como “ejecuciones”, “enfrentamientos” y “homicidios-agresiones”.

El diario utilizó información de las instancias de seguridad pública y de procuración de justicia de los estados y esto arrojó la que para muchas publicaciones nacionales y extranjeras es una cifra “escalofriante”.

“Se puede afirmar que en México el número de muertos en los cinco años de guerra calderonista contra el narcotráfico ya superó los 60 mil, cifra escalofriante en la que figuran presuntos delincuentes, sicarios, policías, soldados, marinos y civiles –“daños colaterales”,  según el gobierno federal– y más recientemente defensores de los derechos humanos”, expone el que es considerado el medio con mayor prestigio del noroeste de México.

Zeta registró que, en diciembre de 2006, se produjeron 62 muertes relacionadas con el crimen organizado; en 2007 fueron 2 mil 826; en 2008, la cifra ascendió a 6 mil 837; en 2009 sumó 11 mil 753; en 2010 fueron 19 mil 546, y en 2011, del 1 de enero al 31 de octubre, la cifra llegó a 19 mil 396.

El pasado 8 de diciembre, SinEmbargo.mx citó una nota del diario inglés The Guardian: “La cifra de muertos en México por la guerra contra las drogas que emprendió Felipe Calderón es un asunto de gran controversia. El gobierno no ha entregado cifras oficiales actualizadas desde finales del año 2010, desde que se publicó una base de datos de todas las ‘muertes debido a la rivalidad criminal’. Las cifras de muertos de dicha base de datos ascendieron a 34 mil 612 asesinados, números considerablemente menores que el recuento no oficial mantenido por varios periódicos”, planteó The Guardian en un publicación especial sobre México.

“El gobierno no cumplió con su promesa de actualizar periódicamente la base de datos, aunque las cifras oficiales regionales están a veces disponibles”, indica el diario.

“Una forma de estimar el total de asesinados actualmente, es sumando las cifras oficiales hasta 2010, con el conteo que llevan varios periódicos nacionales sobre 2011, llegando a la cifra de 46 mil muertos. El politólogo Eduardo Guerrero mantiene su propia cuenta, basada en el control de la prensa y en la estimación de un subregistro para llegar a 47 mil 500 muertos a finales de octubre”, dice The Guardian.

El periódico británico también citó a Zeta: “Algunos periodistas y activistas sostienen que los criterios de la definición oficial de muertes por la guerra contra las drogas son demasiado estrechos y la cifra real de muertes es mucho mayor”.

“La revista Zeta de Tijuana ha estudiado las cifras a disposición del público, de todos los homicidios. Se identificaron las clasificaciones que dice Zeta, deben ser incluidos para obtener una cifra de 50,490 muertos hasta finales de julio de 2011. Esto sugeriría que la cifra actual se acerca a 60 mil que fallecieron en la guerra”, expone The Guardian.