ONU exige cese “inmediato e incondicional” de combates entre Jartum y Yuba

 

Naciones Unidas, 12 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU exigió hoy a Sudán y Sudán del Sur que “de forma completa, inmediata e incondicional” pongan fin a todos los combates y que replieguen sus tropas a 10 kilómetros de la frontera que ambas naciones reconocieron en 2011 para crear una zona fronteriza desmilitarizada.

El máximo órgano internacional de seguridad expresó en una declaración presidencial aprobada por unanimidad su “profunda y creciente alarma por la intensificación del conflicto” entre Jartum y Yuba, después de que el Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS) tomara la zona petrolera de Heglig.

Los quince pidieron a las fuerzas del MPLS que se retiren de Heglig y a Jartum que ponga fin a los bombardeos aéreos, al tiempo que exigieron el cese de “los repetidos incidentes de violencia a través de la frontera” y que ambas partes detengan “el apoyo que prestan a grupos satélites que actúan en el otro país”.

El Consejo de Seguridad quiere que ambos países retiren sus fuerzas a 10 kilómetros de distancia de la frontera que divide norte y sur según sus acuerdos de 2011, y que tomen “medidas inmediatas para establecer una zona fronteriza desmilitarizada segura”.

En ese sentido, exigió a Sudán y Sudán del Sur que retiren sus fuerzas de seguridad “de manera urgente” de la zona de la disputada región de Abyei.

“La violencia reciente amenaza con llevar a ambos países a una guerra total y al período de pérdidas trágicas de vidas y de sufrimiento, destrucción de la infraestructura y devastación económica que con tanto empeño y durante tanto tiempo han tratado de superar”, añade la declaración presidencial.

Los soldados de Sudán del Sur entraron hace dos días en Heglig, que alberga el 70 por ciento de crudo de Sudán, y expulsaron a las tropas sudaneses de la zona, a lo que Jartum respondió con el lanzamiento de una ofensiva militar.

Los enfrentamientos en Heglig estallaron a finales del mes pasado, en medio de una tensión bélica creciente después de que Sudán del Sur decidiera suspender su producción de petróleo, una fuente de ingresos fundamental para los dos Estados.

Desde la independencia, el 9 de julio de 2011, de Sudán del Sur, los ejércitos de los dos países han protagonizado numerosos enfrentamientos en la todavía poco definida frontera, rica en petróleo. EFE


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm