Santiago, 12 Jun (Notimex).- Un sujeto se hizo pasar durante tres meses por funcionario de Gendarmería de Chile, institución militarizada encargada de la custodia de las cárceles, burlando todas las medidas de seguridad, informó hoy un canal de televisión.

Un reportaje de Televisión Nacional de Chile (Canal 7) dejó al descubierto a José Yévenes Méndez, quien trabajó durante tres meses, sin sueldo, en la cárcel El Manzano de Concepción, ciudad distante 530 kilómetros al sur de Santiago.

Vestido con el mismo uniforme que utilizan los gendarmes, y con esposas e incluso un arma de fogueo en su cintura, nadie se percató en el penal de una de las principales ciudades de Chile que Yévenes Méndez no pertenecía a la institución.

El engaño quedó al descubierto el pasado jueves, cuando el sujeto participó en el traslado por parte de Gendarmería del detenido dirigente mapuche Ramón Llanquileo desde un hospital de Concepción hasta un centro de salud de la sureña localidad de Victoria.

Yévenes Méndez sale en las imágenes de televisión custodiando en forma directa a Llanquileo y luego retirándose del lugar junto a sus supuestos compañeros, tras lo cual un oficial de Gendarmería le pidió su identificación, donde quedó en evidencia su engaño.

De acuerdo a las primeras indagaciones, el sujeto, quien tendría antecedentes penales, estuvo “trabajando” tres meses en la cárcel El Manzano de Concepción e incluso participó en operativos de traslado de presos peligrosos.

El uniforme de Gendarmería, según las versiones preliminares, se lo sustrajo a un familiar que trabaja en la institución a cargo de la custodia de las cárceles.

El caso de Yévenes Méndez, quien habría estado detenido en la cárcel El Manzano, obligó a la institución militarizada a abrir un sumario interno, en tanto el impostor fue formalizado por la justicia por el delito de suplantación de identidad, aunque quedó en libertad.