Unas 2 mil 500 personas –incluidos niños, hombres y mujeres– protestaron contra el acoso sexual y la violencia de género, como parte de la convocatoria de la Marcha de las Putas, que se celebró este domingo a nivel mundial. El contingente salió de la glorieta de La Palma, en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, para llegar al Hemiciclo a Juárez, en la Alameda Central.

De acuerdo con reportes policiales, el contingente avanzó sobre carriles centrales de la mencionada vía hasta llegar a la Avenida Juárez, por lo que se cerró la circulación en Paseo de la Reforma.

Los manifestantes, sobre todo mujeres, comenzaron a reunirse desde las 13:00 horas en el citado punto. Ya en el Hemiciclo, los dirigentes de la asociación civil “AtréveteDF” dieron un mensaje a los asistentes para erradicar el acoso y la violencia sexual que sufren las mujeres, principalmente, dijeron, en el transporte público.

“Esta reunión que estamos celebrando, es una celebración pero también es una denuncia, denunciamos que en la Ciudad de México vivimos la violencia sexual muchas personas, la mayoría mujeres, todos los días”.

“Nos han acostumbrado a no hablar de lo que nos dicen en las calles, a no contarlo, a seguirnos de largo porque partimos de la premisa de que muy en el fondo nosotros tuvimos la culpa, y eso no es así… nadie se gana el abuso sexual”, expuso Rosalía, una de las organizadoras.

Informaron que a esta marcha también se unieron estados de la república como Guadalajara, Quintana Roo y Veracruz, entre otros, así como países como Argentina y Honduras en donde se celebrará una manifestación similar en los próximos días.