Hay de todo y para todos, libros de novela negra, libros románticos, esos que no puedes dejar de ver con los escándalos mexicanos y alguno de viajes, de filosofía. Ahora que sale la urticaria en los brazos por el sol, ponte a la sombra y elige tu libro favorito.

12Ciudad de México, 12 de agosto (SinEmbargo).- Había que elegir entre los muchos libros que nos llegan a la redacción, sumados a esos que nos llegan por alguna otra vía y que no podemos dejar de recomendar, quedamos en 50, pero hay más, muchos más.

Para este verano, no dejes de elegir tu libro favorito y participa de las trivias en Puntos y Comas, para llevarte uno gratis.

Claudina Domingo, autora del libro de cuentos Las enemigas, editado por Sexto Piso. Foto: Facebook

Uno entre un millón, de Mónica Wood (AdN)

La conmovedora historia de una amistad entre un niño y una anciana de 104 años. Él es un niño obsesionado con los récords Guinnes, un boy scout asignado para echarle una mano en la casa y el jardín. La anciana termina afectando a la familia, cuando el muchacho muere.

Norberto Rivera: El pastor del poder, coordinado por Bernardo Barranco (Grijalbo)

“Tantas razones para la desilusión con la cúpula de la Iglesia Católica y su representante en México, Norberto Rivera. Y este libro enuncia los motivos de ese desencanto, persistente y dolorosamente. Marcial Machel, pederasta, Juan Pablo II, encubridor. Legionarios de Cristo, cómplices. El personaje principal de esta obra, omiso. Difícil reconocerlo, entenderlo, admitirlo”. (Denise Dresser)

Dunkerque, de Joshua Levine (HarperCollins Español)

La épica historia real de Dunkerque, ahora una gran película escrita y dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Kenneth Branagh, Tom Hardy y Mark Rylance. La verdadera historia de los soldados, marineros, aviadores y civiles implicados en los nueve días de enfrentamiento, se ha convertido en leyenda.

El escarabajo de oro, de Edgar Allan Poe (Clásicos B)

Maestro de maestros, Edgar Allan Poe (Estados Unidos 1800-1849) fue prácticamente el creador del relato corto moderno, forma breve que cultivó en todos los géneros. Esta selección reúne las mejores de esas historias de atmósfera enrarecida, que nos conducen, paso a paso, a la zona de miedo, territorio que el autor conoce como nadie.

Participa en la trivia, enviando un mensaje con la fecha de nacimiento de Edgar Allan Poe a [email protected]

El impulso creativo y otros cuentos, de W.Somerset Maugham (Atalanta)

Los cuentos de William Somerset Maugham reúnen las principales virtudes del que fue, a principios del siglo XX, uno de los dramaturgos y novelistas más reputados del Reino Unido. Aquí se recopilan doce relatos en los que Maugham explora la complejidad de la condición humana: la pugna entre lo que uno es y lo que desea ser, la sutil línea que separa la realidad del sueño, pero sobre todo el embaucador poder de las apariencias y los oscuros impulsos que esconden las acciones del ser humano.

En Tiene que llover un Knausgård concentrado y frontal exprime su prodigiosa capacidad evocativa para, cerrando el círculo, describir el camino por el que llegó a convertirse en el autor que conocimos con La muerte del padre. Foto: efe

El hombre que se creía Vicente Rojo, por Sònia Hernández (Acantilado)

Berta cree que está predestinada a que en su vida sólo sucedan cosas desagradables, por lo que algo que pueda proporcionarle una visión diferente de la realidad. Su madre se esconde en una apariencia y unas decisiones que no siempre reconoce como propias. En su vida se cruza un hombre que se presenta como el artista mexicanos Vicente Rojo y desencadenará un sorprendente juego de identidad en el que es difícil reconocerse o diferenciar lo que está a nuestro alcance de lo que es imposible: una enigmática lección de vida.

El título original iba a ser Über coca, para copiarle a Sigmund Freud, pero no me dejaron y básicamente es una historia de aventuras, de un niño que cae en las redes del narcotráfico. Es un dealer y tiene que escaparse, dice Luis Muñoz Oliveira de Por la noche blanca. Foto: SinEmbargo

Por la noche blanca, de Luis Muñoz Oliveira (Ediciones B)

Imagina por un momento que embarazas a tu novia. Sabes que nada volverá a ser lo mismo y más cuando eres tan sólo un joven estudiante. ¿Qué harías? El autor presenta Por la noche blanca (Ediciones B, 2017), el sendero de la cocaína, un dealer en una ciudad demencial como México. Un protagonista que se llama Otelo y siempre esa mujer sensual que te obliga a hacer cosas que no harías voluntariamente.

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cuál es la editorial que publica este libro a [email protected]

Clarissa, de Stefan Zweig (Acantilado)

Clarissa, hija de un militar austríaco, conoce en Lucerna a Léonard, un joven socialista francés del que se enamora. El estallido de la Gran Guerra separa a los amantes y la joven, que ha quedado embarazada, debe volver a Austria en medio de una Europa que se desgarra, donde toma la decisión de tener y criar a un hijo del enemigo. Esta conmovedora novela tardía de Zweig es hoy considerada el testamento en el que el extraordinario escritor austríaco condensó los ideales humanísticos que abrazó durante toda su vida.

Clarissa, es hoy considerada el testamento en el que el extraordinario escritor austríaco condensó los ideales humanísticos que abrazó durante toda su vida. Foto: Especial

Estilo. Escritos literarios de un opiómano inglés, de Thomas De Quincey (Páginas de Espuma)

Los dos ensayos –“Conversación” y “Estilo”– que forman este Escritos literarios de un opiómano inglés son una deliciosa muestra, al más puro estilo quinceyniano, de una de las facetas menos frecuentadas del autor de Del asesinato considerado como una de las bellas artes, excelente y atinado ensayista. Si “Conversación” es –en palabras del escritor Andrés Barba, que ha seleccionado, traducido y prologado estos escritos– una pequeña máquina del tiempo en la que se intenta reivindicar como necesaria la alegre conversación imprevisible por encima de aquellas más cultas, en “Estilo”, atravesando sin pudor y con acierto multitud de temas, De Quincey reflexiona entre otras cosas sobre el origen de la prosa y de las ciencias “de la soledad”.

El diario de la princesa, de Carrie Fisher (Nova)

Cuando Carrie Fisher descubrió los diarios que había escrito durante el rodaje de La guerra de las galaxias, la primera película de la trilogía Star Wars, le asombró descubrir unos ingenuos poemas de amor y unas cándidas reflexiones que apenas reconocía. Hoy Carrie Fisher ha pasado a la historia como actriz e icono pop, pero en 1976 solo era una chica de diecinueve años perdidamente enamorada de su compañero en la pantalla, Harrison Ford. Con extractos de sus cuadernos manuscritos, El diario de la princesa es el recuerdo íntimo y revelador de lo que sucedió dentro y fuera de uno de los sets de rodaje más famosos de todos los tiempos. Pero Fisher también reflexiona sobre la fama y el absurdo de una vida inventada por la realeza de Hollywood. La sinceridad de sus palabras convierte este libro en las conmovedoras memorias de la inolvidable princesa Leia Organa.

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cuándo nació y cuándo murió Carrie Fisher a [email protected]

El marinero raso, de Francisco Goldman (Océano)

Con una nueva traducción, esta vez a cargo de la novelista Fernanda Melchor, se reedita la novela de Goldman. Esteban, un nicaragüense exguerrillero sandinista, es llevado, junto con otros catorce hombres, desde América central con la promesa de trabajar a bordo de un buque de carga. Sin embargo, el Urus es un oxidado armatoste abandonado en un aislado muelle de Brooklyn. La tripulación vive meses en condiciones terribles: atrapados, sucios, enfermos y humillados; víctimas de su propia pobreza y la trapacería de los demás.

Aunque la escritura es una forma de hacer un viaje fuera del planeta, pues mi capacidad de abstracción a la hora de escribir es muy potente. Podía escribir en el comedor, no tenía estudio, mientras mis hijos pequeños andaban de aquí para allá o algunas de mis ex parejas teniendo una ardiente conversación con amigas en el extremo de la mesa donde yo escribía, decía Guillermo Samperio. Foto: SinEmbargo

Mi nombre escrito en la puerta de un váter, de Paz Castelló (Umbriel)

A pesar de su gran talento, Mauro Santos no consigue que ninguna editorial le publique. Frustrado, acepta un acuerdo con Germán Latorre, un afamado presentador de televisión que convierte en oro todo lo que toca. El trato consiste en que Mauro le venda dos novelas ya escritas –y que previamente han sido rechazadas por varias editoriales– y escriba para él dos más, convirtiéndose así en su negro literario.

Bajo la firma de Germán, las obras de Mauro se convierten en best sellers internacionales, con ventas millonarias en todo el mundo, decenas de traducciones y una gran respuesta por parte de la crítica y los medios.

Donald Trump. El Aprendiz, coordinado por Jorge Zepeda Patterson

Donald John Trump el primitivo, el bravucón, el visceral, el desconfiado, el inestable, el demagogo, el pesimista, el constructor de muros, el fenómeno que se trasciende así mismo. Su llegada a la presidencia de Estados Unidos marcó un viraje radical en la relación con México que ahora se vislumbra tormentosa. El matrimonio por conveniencia con el vecino del norte ha degenerado en una unión abusiva sin opción a divorcio. En este contexto, once especialistas alertan sobre las consecuencias que nuestro país deberá enfrentar ante el racismo, las declaraciones viscerales, las amenazas populistas, la falta de estrategia para el combate al narcotráfico y la ruptura del diálogo de un empresario sin escrúpulos que dirige los destinos del país más poderoso del mundo como si fuese un reality show.

Las moradas, de Nicolás Cabral (Periférica)

Dos citas abren este exigente libro de relatos: una de Santa Teresa de Jesús (“Verdad es que no en todas las moradas podréis entrar por vuestras fuerzas…”) y otra de Jacques Lacan (“Toda entrada del ser en su morada de palabras supone un margen de olvido…”). En ellas se nos anticipa ya del mejor modo un texto hipnótico y fuera de lo común, lleno de voces y situaciones. Hay relatos en estas páginas que van de lo real a lo irreal, de lo aparentemente terrenal a lo fantástico. Pero por encima de los temas –y de la maestría para abordar las distintas maneras de escribir un cuento– hay algo que raramente encontramos en la mayoría de escritores del presente: la huida de lo consabido, el desdén por los lugares comunes.

Oda a la soledad, de Gisela Leal (Alfaguara)

La anécdota que anima Oda a la soledad no es extraordinaria; la novela, sí. La trama parte de la tentativa de suicidio de Emiliano Rivera del Pozo, exitoso cineasta neurótico que mantiene una tensa -por decir lo menos- relación con sus padres. A partir este hecho, la autora establece las coordenadas familiares y sociales que están detrás de la decisión. ¿Qué hay de extraordinario en todo ello? Nada. Excepto que la forma como se muestra al lector es una suerte de explicación, es una respuesta a la pregunta “¿Cómo llegó a suceder que el protagonista tomara la decisión de suicidarse?” y, detrás de ésta, a la más importante y general: “¿Cómo llegamos a ser lo que somos?”

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cómo se llama la autora de la novela a [email protected]

Mariana Enríquez ama los cuentos de terror y el terror para ella no son los poderes supranaturales. Foto: Cortesía Vito Rivelli

Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez (Anagrama)

El mundo de Mariana Enriquez no tiene por qué ser el nuestro, y, sin embargo, lo termina siendo. Bastan pocas frases para pisarlo, respirarlo y no olvidarlo gracias a una viveza emocional insólita. Con la cotidianidad hecha pesadilla, el lector se despierta abatido, perturbado por historias e imágenes que jamás conseguirá sacarse de la cabeza. Las autodenominadas “mujeres ardientes”, que protestan contra una forma extrema de violencia doméstica que se ha vuelto viral; una estudiante que se arranca las uñas y las pestañas, y otra que intenta ayudarla; los años de apagones dictados por el gobierno durante los cuales se intoxican tres amigas que lo serán hasta que la muerte las separe; el famoso asesino en serie llamado Petiso Orejudo, que sólo tenía nueve años; hikikomori, magia negra, los celos, el desamor, supersticiones rurales, edificios abandonados o encantados…

Alguien bajo los párpados, de Cristina Sánchez-Andrade (Anagrama)

Dos ancianas, Olvido Fandiño y su criada Bruna, deciden emprender un viaje, un último viaje. Lo harán en un viejo Volkswagen escarabajo, en cuyo maletero introducen un bulto sospechoso que parece un cadáver. Conducirá doña Olvido, que para algo es la orgullosa poseedora del primer carnet de conducir expedido a una fémina en la ciudad de Santiago. Ambas mujeres (que llevan media vida juntas, se pelean todo el día pero no saben vivir la una sin la otra) forman una extraña pareja. Quedaron unidas para siempre por un hecho terrible del pasado: un hecho relacionado con el matrimonio de Olvido con un abogado con simpatías galleguistas, la excéntrica familia de éste –que incluye a un hermano coleccionista de muñecas que hace misteriosos viajes a París– y los amoríos de la criada de la casa, con el trasfondo del estallido de la Guerra Civil y el mundo rural gallego.

Escribir con caca, de Luis Felipe Fabre (Sexto Piso)

Un nuevo libro para descubrir al nuevo Salvador Novo. A través de un exhaustivo pero lúdico repaso de la vida y obra de Novo, Fabre reivindica el carácter subversivo de su analidad, de una escritura que el propio Paz denominó como “escribir con caca”, en un México posrevolucionario cuyas vanguardias artísticas continuaban dominadas por el arquetipo del macho y su virilidad. En cambio Novo, a través de su poesía y de sus sonetos escatológicos, mordaces, inmisericordes principalmente consigo mismo, combinó como nadie una prodigiosa sensibilidad con una originalidad transgresora, que lo llevó a incorporar a su obra elementos sucios, plenamente viscerales, que a través de su precisa escritura resuenan en lo más hondo de nuestros anhelos y miedos más soterrados.

La fiesta de los niños desnudos, de Imanol Caneyada (Tusquets)

No es una novela negra, pero sí. Gregorio odia a su padre, ese viejo músico pedante y engreído. Lo odia y desea su muerte. Pero también odia su propia mediocridad, así que cuando el anciano finalmente fallece –casualidad o milagro- el hijo abandona su vida de apariencias y se autoexilia en el inframundo de los mendigos y los vagabundos, los invisibles, los menos que nada. Liberado de toda aspiración, Goyo se redescubre en ese mundo paralelo donde imperan otra ley y otra moral, más humanas pero, por lo mismo, más salvajes y perversas. Aquí el amor se conoce entre la mugre, bajo un techo de cartones por los que no hay que pagar treinta años de hipoteca; aquí el éxito y el fracaso son términos carentes de significado para los miembros de esa sociedad de ángeles caídos

Salvador Novo fue un gran poeta. Foto: SinEmbargo

Las enemigas, de Claudina Domingo (Sexto Piso)

Es un libro de nueve relatos de vena psicológica y fantástica que exploran tres temas fundamentales: los vínculos con la raíz materna, la muerte y la gemelidad.

En varios de los relatos la imbricación de la madre y la muerte da pie a un tratamiento trágico; se trata, pues, de la presencia de una madre devoradora del alma del hijo, una manifestación de los impulsos enemigos que existen en toda experiencia de maternidad y que la sociedad busca esconder. En otros casos se explora la ausencia de la figura materna y sus secuelas psicológicas en individuos confrontados interiormente por esta carencia. Cada cuento tiene una muerte como centro gravitatorio más que como punto final; en torno de esa muerte —la propia, la de la madre, la de la hija, la del hermano, la del enemigo— los personajes se ven lanzados a un proceso de transformación psicológica, base de la trama de cada relato.

Narcocorridos. La música de los capos, guerrilleros y el México profundo de las drogas, de Elijah Wald (Ediciones B)

Este es el primer libro dedicado a la variedad actual del corrido mexicano y también una narrativa de viajes con observaciones sobre la cultura mexicana y de los inmigrantes mexicanos en los Estados Unidos. El corrido figura entre los estilos más populares de música latina en los EEUU y los países del sur. Aunque los medios anglos, cuando hablan de la música latina, siempre hablen de salsa y merengue, la mayoría de los discos latinos vendidos allí son de música mexicana y un gran porcentaje de ellos consisten de corridos del narcotráfico, tocados al ritmo de polka o vals por conjuntos de acordeón o bandas de viento. Muchas de estas canciones siguen teniendo el estilo clásico de las baladas y romances medievales, y son un vínculo anacronistico entre las tradiciones poeticas más antiguas europeas y el mundo de la cocaína “crack” y el “gangsta rap.”

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cómo se llama el autor del libro a [email protected]

Participa de las trivias y gánate un libro de Edgar Allan Poe. Foto: Especial

 

Después apareció una nave. Manual para nuevos cuentistas, de Guillermo Samperio (Páginas de Espuma)

Con una gran claridad y profundidad, con ejercicios prácticos y textos de escritores este manual enseñará al lector a escribir correctamente todas esas historias que posee. Este libro sobre las diversas maneras de escribir cuentos está cimentado en las lecturas, la escritura y los diversos talleres de cuento que ha impartido su autor, el reconocido cuentista mexicano Guillermo Samperio. En sus páginas se combinan lo histórico, lo teórico y lo práctico. Así, se pone el acento en ofrecer varias guías para la escritura cuyos conceptos son sencillos y prácticos. La reflexión que inspira estas páginas es que cualquier persona es capaz de escribir cuentos, pues en su espíritu están grabadas diferentes historias.

El instante de luz, de Nina Riggs (Océano)

Nina Riggs estuvo lidiando con un cáncer de mama agresivo durante casi un año, pasando por los procesos de quimioterapia, mastectomía y radiación. Pero una tarde, mientras ella y su esposo enseñaban a su hijo a andar en bicicleta, cayó y se rompió la columna. Una resonancia magnética reveló un tumor sobre su columna vertebral: el cáncer se extendía como sobre sus huesos. Lo cual sugirió que tenía entre 18 y 36 meses de vida. Inspirada en la frase de Montaigne “Quiero que la muerte me encuentre plantando mis coles, sin preocuparme por ello, menos aún, por un jardín inconcluso”, la autora desafía la noción de “luchar” contra el cáncer, pues no busca “ganar” sino hacer lo que tiene que hacer: cuidar a su familia, comprar comestibles, manejar las finanzas, acudir a los tratamientos médicos, incluso escribir este libro.

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cuál es la editorial que publica este libro a [email protected]

Apocalipsis Island México, de Antonio Malpica (Océano)

Sin servicios públicos y con las calles pobladas de muertos vivos se sostiene una absurda sociedad conformada por tribus extravagantes que pugnan por sobrevivir. Es en este escenario en el que, después de un prolongado coma, despierta el profesor de matemáticas Gustavo Tapia y se une a la batalla diaria al lado de personajes como Malasangre, una ex alumna suya, Roque Mancilla, un minusválido de ácido humor y Teo Urquiza, un calamitoso chico con la peor buena suerte del mundo. Todos ellos, compartiendo el mapa urbano con los Yolos, los Hermanos del Mundo y los Boinas negras, confirman que la Ciudad de México no es más que una bomba de tiempo a punto de estallar en mil pedazos.

Apocalipsis Island, una novela juvenil…para adultos y niños. Foto: Especial

Manual del treintón (que no entiende nada), de Juana Inés Dehesa (Océano)

Tras el éxito de Treintona, soltera y fantástica, Juana Inés Dehesa vuelve a la carca con otro examen sobre los discursos y expectativas de su generación. Ahora toca el turno a los hombres: especialmente a esos que parecen tenerlo todo para triunfar en el trabajo y la pareja, pero que siguen reproduciendo conductas de solteros empedernidos y finalmente insatisfechos.

Perro de ataque, de Darío Zalapa (Ediciones B)

Alguien muere en la oscuridad. ¿A quién le importa el cadáver de un joven anónimo arrojado desde un puente? ¿Quién llora por el vecino solitario que es acribillado en la noche? Roque es un burócrata ordinario, pero el destino le tiene preparada una jugada entre el crimen organizado, la venganza y la ira. Alguien muere en la oscuridad. ¿A quién le importa el cadáver de un joven anónimo arrojado desde un puente? ¿Quién llora por el vecino solitario que es acribillado en la noche? Roque es un burócrata ordinario, pero el destino le tiene preparada una jugada entre el crimen organizado, la venganza y la ira. Quintana es un reportero de nota policiaca, pero su pasado lo condena a través de la droga y la corrupción. Él dibuja la ciudad en los periódicos.

Efecto Vudú, de Édgar Omar Avilés (Block)

Una novela sobre mundos fantásticos¿Te atreverías a modificar el pasado para evitar un error? Madamme Garcell, madre de Ychi, ha convertido accidentalmente a su hijo en un zombi, y está dispuesta a realizar los hechizos que sean necesarios para impedir su tragedia. Édgar Omar Avilés (Morelia, México, 1980) es autor de los libros No Respiramos: inflamos fantasmas; Cabalgata en duermevela; Luna cinema; Embrujadero y La noche es luz de un sol negro.

El olvido de Bruno, por Édgar Borges (NitroPress)

Para Bruno decir Bruno es recordar parte de su historia. Una voz le narra su vida; una enfermedad le hace dudar de la realidad. ¿Alzheimer?, ¿esquizofrenia?, ¿hipocondría? Bruno era un viejo librero muy querido en el barrio. Solo Eliana, su mujer, conocía su padecimiento. Eliana era escritora y le enseñó a inventar relatos para llenar los vacíos de la mente. Contar, contarse; imaginación para salvar la memoria.

Un día la mujer desaparece. El hombre no recuerda si murió o lo ha abandonado. Solo sabe que ella sufría una enfermedad y que a gritos pedía la muerte; también recuerda que él se inventó una niña para evadir los llamados de su mujer.

El olvido de Bruno es una novela sobre la memoria, la invención y el amor.

El tango. Cuatro conferencias de Jorge Luis Borges. (Lumen)

Gracias a los tres mil pesos que le otorga el segundo Premio Municipal de Literatura, Borges dedica el año 1929 a una investigación sobre el poeta Evaristo Carriego que se transforma en un profundo y revelador estudio sobre el mundo del tango.

Más de treinta años después revive ese mundo, que lo había adentrado en los bajos fondos de la Ciudad de Buenos Aires, en cuatro conferencias que dicta los lunes de octubre de 1965 a las siete de la tarde en un departamento del barrio porteño de Constitución. Lúcido y ocurrente, Borges exhuma el Palermo y el Sur de antaño, poblados de compadritos, guapos, niños bien, patoteros, “casas malas” y milongas, para interpelar el origen, los símbolos, los mitos y la lírica de la música emblemática del Río de la Plata.

Participa en la trivia, enviando un mensaje diciendo cómo se llama el autor del libro a [email protected]

La editorial Alfaguara acaba de publicar La biblioteca de los libros rechazados, nuevo trabajo del escritor francés David Foenkinos. El autor que conquistó a más de un millón de lectores con La delicadeza y ganó el Premio Renaudot y el Goncourt des Lycéens con Charlotte retorna al panorama narrativo con un thriller romántico sobre el enigma de un manuscrito rechazado. Foto: Especial

 

La biblioteca de los libros rechazados, de David Foenkinos (Alfaguara)

En Crozon (Bretaña), un bibliotecario decide albergar todos los manuscritos que han sido rechazados por los editores. Estando de vacaciones en la localidad bretona, una joven editora y su marido escritor visitan la biblioteca de los libros rechazados y encuentran en ella una obra maestra: Las últimas horas de una historia de amor, novela escrita por un tal Henri Pick, fallecido dos años antes. Rodeado de un gran misterio, el libro triunfa en las librerías, provoca efectos sorprendentes en el mundo editorial y cambia el destino de muchas personas, especialmente el de Jean-Michel Rouche, un periodista obstinado que duda de la versión oficial de los hechos. ¿Y si esta publicación no es más que un cuidado plan de marketing?

El billar de los suizos, de Guillermo Fadanelli (Cal y Arena)

El billar de los suizos, título misterioso, incluso para mí es un libro que deseaba escribir desde hace varios años. Fue necesario reunir mis crónicas de viaje con el propósito de inventar que en verdad tuve un pasado y que los continuos viajes que realicé durante un cuarto de siglo, no fueron más que estaciones de un tren que ya no posee un destino. Si el paseo es agradable entonces el destino resulta secundario”, dice Guillermo Fadanelli.

Avísenle que sigo en Tenochtitlan, de Maurizio Guerrero (NitroPress)

Cuatro relatos largos que muestran que la terrible realidad en el México actual se elabora día con día a partir de traiciones, desconfianza, odio, rencor y venganzas, tanto en la política y en los negocios, como en las relaciones personales y el amor. La sordidez de los relatos que componen este libro proviene de sus temas. Cada detalle ha sido visto, tocado, olido por el autor.

Un beso en el futuro, de Raquel Castro (Alfaguara)

Nancy ha recibido un augurio: hay un beso en su futuro y está inquieta porque Jonathan, su mejor amigo desde niños, ha dejado de ser el chico raro y un poco tonto de la infancia. Tiene que aceptar que se ha convertido en un galán muy simpático y… sí, se ha enamorado de él. Ahora tiene delante un futuro en el que no sabe si creer y un secreto en su presente que no se atreve a revelar a nadie. Pero no es la única en su escuela que guarda un secreto, porque el amor es más complicado de lo que parece, la amistad está en juego y va a necesitar paciencia, buen humor y un poco de suerte para no salir lastimada. Y, claro, para llegar sana y salva al encuentro con aquel beso. Una historia que equilibra los sentimientos, el valor de la amistad y la tolerancia.

Cuaderno de faros, de Jazmina Barrera (Fondo Editorial Tierra Adentro)

Los ensayos de este volumen constituyen una colección alimentada pacientemente con apuntes de viajes, crónicas personales, recuerdos de lecturas y referencias históricas. La autora nos invita a descubrir algunos faros reales —como el de Alejandría— y otros procedentes de la literatura —en obras como las de Virginia Woolf, Lawrence Durrell, Suetonio, Homero, Plinio el Viejo, James Joyce, Herman Melville, José Gorostiza o Luis Cernuda—. De forma paralela, nos sumerge en una reflexión sobre los límites del coleccionismo, al cual interroga con una mirada lúcida y marcada por la añoranza.

Libros con el corazón para un verano muy lector. Foto: Shutterstock

Corrupción policial, de Don Winslow (Océano)

Esta es la historia de un condecorado sargento de la Unidad Especial del Departamento de Policía de Manhattan Norte de Nueva York, Denny Malone. Un hombre excesivo, violento, que ama a su familia, pero también a su trabajo, por lo que siempre tiene en la mira salir a las calles hacer justicia, pero en muchas ocasiones también puede convertirse en un ser dañino y muy corrupto.

La pampa imposible, de David Miklos (Literatura Random House)

Un hombre joven está en casa con su mujer. Mientras ella pela almendras, él lee la noticia de la desaparición de un avión en pleno vuelo. Su memoria, entonces, se abre a dos momentos de su pasado. En el primero, revisita la casa en la que pasaba el verano con su familia ahora ausente, y rememora las últimas vacaciones en las que todos estuvieron juntos. En el segundo, el narrador cuenta el último tramo de su infancia tardía en Montebello, el suburbio en el que siempre vivió. En la calle cerrada de Rayo es donde comparte aventuras con sus amigos, donde descubre su sexualidad y el amor: Laura, una vecina que muere en un accidente aéreo, era su amor platónico.

Más allá del invierno, de Isabel Allende (Plaza & Janés)

Isabel Allende parte de la célebre cita de Albert Camus –“en medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible”- para urdir una trama que, a ritmo de thriller, presenta la geografía humana de unos personajes propios de la América de hoy que se hallan “en el más profundo invierno de sus vidas”: una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro judío norteamericano. Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que más allá del invierno hay sitio para el amor inesperado y para el verano invencible que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.

Matemáticas para las hadas, de F.G.Haghenbeck (Grijalbo)

Ésta es la historia de una mujer excepcional, Ada Byron, que se sentía más cómoda entre números, hadas y faunos, que en el ajustado corsé de la realidad cotidiana. F. G. Haghenbeck nos presenta el fascinante retrato de este personaje complejo, vibrante y poco conocido. Con un estilo ágil y preciso nos introduce en el mundo de una mente maravillosa, capaz de conjugar el rigor del pensamiento matemático con la creatividad mágica y poética. Matemáticas para las hadas es una novela sobre la pasión de una mujer, ese sentimiento que descubrimos en cada faceta de la vida.

Bareback Juke-Box, de Wenceslao Bruciaga (Moho)

En sus manos tienen una novela que desborda energía catastrófica y se rebela contra la comodidad. Editorial Moho tenía el compromiso de publicarla porque libros así ponen en entredicho nociones de libertad convencionales. Hay que someter nuestros prejuicios a los mayores ataques. La literatura de Wenceslao Bruciaga es ideal para esta confrontación. Bareback Juke-Box es una historia de ficción —aunque utilice nombres que pertenecen a la cultura popular— y es también consecuencia de la experiencia personal del escritor.

Tiene que llover, de Karl Ove Knausgard (Anagrama)

Hasta que la insatisfacción que también lo había perseguido siempre se imponga, dando un sonoro carpetazo a la época que se dibuja en este libro: un tiempo del

que emerge completa la silueta de un hombre atormentado, contradictorio e imperfecto, cada vez más próximo a emprender el autoanálisis inmisericorde que le llevará a descubrir el alcance de su vocación, tan trabajosamente conquistada. El mismo autoanálisis al que los lectores de todo el mundo han asistido, imantados, a lo largo de una saga de ambición infrecuente y escala titánica, que con Tiene que llover (veloz, libre, esencial, desnudo) entrega otro volumen inolvidable muy cerca de la culminación definitiva.

Isabel Allende escribió un libro sobre el amor en la tercera edad. Foto: efe

La mujer inexistente, de Jaime Mesa (Alfaguara)

Beatriz Mella, escritora de prestigio casi confidencial y maestra de talleres literarios, establece a veces relaciones que le convienen con miras al gran reconocimiento crítico y del público. Mientras tanto, en sus escasísimas publicaciones, suele firmar como Milena Betancur. Ya llegarán la fama, el poder, la gloria, piensa. La cosa es que no, no llegan; de hecho, parecen eludirla. De hecho, parecen huirle. ¿Por qué?, se pregunta. Con su talento, su gran prosa, sus virtudes escriturales, su dedicación total a la literatura…

Patria, de Fernando Aramburu (Tusquets)

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori.

La hija de Stalin, de Rosemary Sullivan (Debate)

Profunda y ambiciosa, esta biografía pinta el insólito retrato de una mujer atormentada, utilizada como un peón en la Guerra Fría y, que a pesar de sus repetidos intentos por desvincularse del pasado, se vio siempre atrapada por la alargada sombra de su padre. Sullivan logra explorar un personaje complejo en un aún más complejo contexto sin nunca perder de vista la poderosa historia humana, y reabriendo a lo largo del proceso, las puertas cerradas de la brutal Historia del corto siglo XX que tanto nos fascina.

Fernando Aramburu escribe “Patria”, para Tusquets. Foto: Especial

Según venga el juego, de Joan Didion (Literatura Random House)

A sus treinta años, Maria Wyeth se encuentra emocionalmente a la deriva y ajena a todo lo que la rodea. Su carrera de actriz se ha limitado a papeles en películas de tercera y siempre ha vivido a la sombra de su marido, un reconocido director de Hollywood que nunca le ha permitido tomar sus propias decisiones con respecto a su hija de cuatro años, recluida en un centro médico para niños con necesidades especiales, ni con respecto a su nuevo embarazo.

La carta del abuelo, de Diego Gaspar (Suma)

Dos hermanos gemelos con una profunda capacidad para comunicarse sin palabras. Una carta fragmentada en tres folios que los conduce a una aventura familiar, a la entraña de un misterio de dolor y anhelo de supervivencia. Un viaje que les hace experimentar y desvelar algunos de los grandes secretos de la filiación. El verano más inolvidable de sus vidas.

Temporada de caza para el león negro, de Tryno Maldonado (Alfaguara)

El encumbramiento y la caótica vida de un joven pintor. Sus excesos en un mundo lleno de snobs, farsantes y estafadores con aspecto de galeristas, curadores y críticos de arte. En el cerebro de Golo, el inolvidable protagonista de esta novela, hay instalados veloces y violentos juegos mecánicos y de video, siempre en funcionamiento por obra y gracia de generosas cantidades de drogas diversas. De esa tormenta mecánico-eléctrico-neuronal surgen insólitas piezas de arte cuya cotización en el mercado va siempre a la alza. O casi. Golo es joven, bello, genial cuando pinta, incansable en el sexo, impenetrable en sus prolongados silencios y en sus días de abulia. Para su joven amante gay, Golo es un dios pagano al que se ofrecen sacrificios sin recibir a cambio dones.


La tigresa y el acróbata
, de Susanna Tamaro (Seix Barral)

La tigresa y el acróbata narra la vida de una tigresa siberiana desde su nacimiento, pasando por la temprana pérdida de su madre en la taiga hasta una amistad fortuita con un chamán que la enseña a regirse por la sabiduría del corazón. Una historia alegórica sobre un alma libre y el largo viaje que a veces debemos emprender para encontrar de nuevo el camino de regreso a casa.

Nunca fui Primera Dama, de Wendy Guerra (Alfaguara)

Vital, humanísima y profundamente conmovedora, esta novela ha sido revisada, corregida y aumentada por su autora. Esta edición incluye un nuevo capítulo final: Sin Fidel. El secuestrador ha muerto, la jaula queda abierta y no siento el impulso de salir sino el pánico a que alguien desconocido entre por esa puerta. Ahora, cómo vamos a vivir sin alguien que nos diga lo que tenemos que hacer. Las líneas anteriores resumen de un trazo el estado paradójico de la Cuba de hoy, liberada y huérfana al mismo tiempo tras la muerte de Fidel Castro.

Leonardo Da Vinci: Cara a cara, de Christian Gálvez (Aguilar)

“Muchos de los manuscritos sobre anatomía humana están en posesión de Francesco Melzi, un gentilhombre de Milán que era un hombre bello en el tiempo en que Leonardo vivía y al que le profesaba un gran cariño. Francesco aprecia y conserva estos trabajos como reliquias de Leonardo, junto con el retrato de este artista en su feliz recuerdo.” Con estas palabras Giorgio Vasari, uno de los primeros historiadores de arte y autor de las biografías de los artistas italianos durante el Renacimiento, asegura que existe un retrato de Leonardo da Vinci que Francesco Melzi, alumno, secretario y albacea del artista florentino, guardó al morir el maestro. Por lo tanto tenemos una referencia histórica real de dicha imagen.


La chica que dejaste atrás
, de Jojo Moyes (Suma)

En 1916 el artista francés Édouard Lefèvre ha de dejar a su mujer, Sophie, para luchar en el frente. Cuando su ciudad cae en manos de los alemanes, ella se ve forzada a acoger a los oficiales que cada noche llegan al hotel que regenta. Y desde el momento en que el nuevo comandante posa su mirada en el retrato que Édouard pintó a su esposa nace en él una oscura obsesión que obligará a Sophie a arriesgarlo todo y tomar una terrible decisión. Casi un siglo más tarde, el retrato de Sophie llega a manos de Liv Halston como regalo de boda de su marido poco antes de su repentina muerte. Su belleza le recuerda su corta historia de amor. Pero cuando un encuentro casual revela el verdadero valor de la obra, comienza la batalla por su turbulenta historia, una historia que está a punto de resurgir, arrastrando con ella la vida de Liv.