Cuando se le pregunta a Ana por qué esperar tanto tiempo, responde que lo que le gusta el trabajo de Anunnaki no solo por sus colores sino el brillo que imprime a los tatuajes, lo que se ha convertido en su sello personal. La artista lo llama Pink and Sparkling (rosa y burbujeante).

Por Juliana Fregoso

Ciudad de México, 12 de agosto (SinEmbargo/Infobae).- Ana Ríos es una modelo alternativa de la Ciudad de México que lleva en su cuerpo 14 tatuajes que constantemente muestra en redes sociales. Desde hace dos meses está esperando una cita para el número 15, que será Milk, un personaje de la serie Dragon Ball.

Cualquier tatuador le responde en un plazo máximo de una semana, pero ésta vez decidió hacer cita con Laura Anunnaki, una artista mexicana que se ha convertido en una de las favoritas de los millennials en países como Francia, México, Japón y España porque llevó el kawaii (la ternura) y el animé japoneses a la piel.

Para tener una cita con ella hay que mandar un correo electrónico con meses de anticipación, así como Ana. Por ejemplo, para las citas que ahora está atendiendo en la capital mexicana lanzó una convocatoria en mayo para quienes quisiera tatuarse entre julio y agosto. Ahora tiene abierta la agenda de su próxima visita a Tokio, Japón, durante los meses de octubre y noviembre.

La joven estudio diseño y ahora se dedica a hacer giras por Europa y Asia. Foto: Instagram anunnakitatoo

Cuando se le pregunta a Ana por qué esperar tanto tiempo, responde que lo que le gusta el trabajo de Anunnaki no solo por sus colores sino el brillo que imprime a los tatuajes, lo que se ha convertido en su sello personal. La artista lo llama Pink and Sparkling (rosa y burbujeante).

La misma Anunnaki considera su estilo como dulce y femenino, con una mezcla de cultura japonesa.

Antes de iniciar su carrera en el mundo del dibujo sobre la piel. Cuando estudiaba diseño todo lo que aprendía en las distintas asignaturas lo adaptaba al mundo del tatuaje. El dibujo siempre fue un hobby para ella y nunca pensó que se convertiría en su forma de vida porque todavía en 2013, cuando inició su carrera formalmente, el mundo del tatuaje estaba muy enfocado a los hombres.

Entonces aún existía la idea de que el tatuaje “tenía que ser rudo. El hecho de que yo hiciera tatuajes femeninos marcó la diferencia porque a lo mejor había gente que le gustaban los tatuajes, pero no quería hacerse algo blanco y negro o una calavera”, relató en una entrevista para el sitio Asia Stage, dedicado a difundir la cultura asiática.

La misma Anunnaki considera su estilo como dulce y femenino, con una mezcla de cultura japonesa. Foto: Instagram anunnakitatoo

Define sus tatuajes como “muy brillantes” y saturados de color en una gama en la que predominan los rosas, morados, verdes y amarillos pastel.

“Me gusta hacer muchas cosas bonitas y tiernas”, afirma, pero también admite que su inspiración la encuentra en películas animadas como las que produce Pixar”. En general considera que puede adaptar cualquier diseño a su estilo.

Laura ya ha participado en la Convención Internacional de Tatuajes, donde impactó por sus dibujos dulces con brillo y colores intensos.

A pesar de su fama y experiencia, conserva el temor que tenía cuando inició su carrera: No defraudar a quienes acuden en la búsqueda de algo diferente.

Tatuaje de Ariel. Foto: Instagram anunnakitattoo

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Infobae. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.