Un conductor captó el momento en que un árbol cayó, por los fuertes vientos, sobre un vehículo en una carretera de Georgia, Estados Unidos.

Ciudad de México, 12 de septiembre (Infobae/SinEmbargo).- La cámara de su furgoneta capturó el momento. El instante que no terminó en tragedia por poco. Por una milésima de segundo. Y demostró por qué no hay que conducir cuando rige un alerta meteorológica por fuertes vientos.

El hecho sucedió en la Carretera 92 del Condado de Spalding, Georgia. Una mujer en un vehículo Lexus conducía bajo una lluvia torrencial y fuertes vientos. Las condiciones no eran las mejores y las autoridades del estado ya habían solicitado evitar conducir bajo tales condiciones.

En el trayecto, pocos segundos después del inicio del video, puede verse cómo un enorme árbol comienza a desprenderse de sus raíces y cae súbitamente sobre la carretera. La mujer -quien presentó heridas leves- alcanza a frenar, pero impacta con el tronco. Su vehículo casi vuelca: sus ruedas traseras se elevaron un metro, pero no pasó a mayores.

Michael Head, el hombre que estaba grabando todo desde la cabina de su furgoneta, se bajó rápidamente y fue en socorro de la mujer. Otro hombre -no identificado- que estaba manejando su camioneta en la dirección contraria también se preocupó por el estado de la conductora y se acercó a atenderla.

“Estuvo cerca”, dijo Head en declaraciones tomadas por NBC12. “Estoy seguro de que estará toda la noche mal del estómago al pensar lo cerca que estuvo. Por suerte ella no estaba mirando su teléfono o cambiando de radio, porque hubiera terminado de manera diferente”, agregó el hombre al referirse a que la mujer alcanzó a frenar a tiempo. Caso contrario, el árbol la hubiera aplastado.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Infobae. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.