Morelia, 13 Feb. (Notimex).- El adeudo de más de mil millones de pesos del gobierno michoacano con constructoras de la entidad originó la quiebra de por lo menos 200 empresas del ramo, afirmó Iván Rodríguez Valencia, presidente de la delagación de la CMIC.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Michoacán, afirmó que esta situación, además ha puesto en riesgo unos 20 mil empleos directos.

A escasas horas de que concluya la actual administración, el representante de los constructores en la entidad afirmó que la moratoria en pagos data de enero de 2010.

Detalló que se trata de más de mil millones de pesos que se les deben por concepto de obras terminadas.

Refirió que esta situación mantiene en serios problemas a por lo menos mil empresas del ramo y ha hecho quebrar a otras 200.

Sin embargo, descartó una demanda mercantil conjunta contra el gobierno del estado, en virtud de que la CMIC en la entidad no cuenta con un departamento jurídico.

Mencionó que será determinación de cada constructor si emprende o no alguna acción legal contra el gobierno estatal.

En entrevista, dijo que la semana pasada sostuvieron una reunión con la secretaria de Finanzas, Mirella Guzmán, quien se comprometió a saldar el millonario adeudo; sin embargo, a 48 horas de que termine la gestión del gobernador Leonel Godoy Rangel, ven poco factible que cumpla el compromiso.