Mérida, 13 Feb. (Notimex).- Investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), auspiciados por la CDI y el Indemaya, realizarán el levantamiento del registro estatal de comunidades mayas en el estado.

Tras la firma de acuerdo entre la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), la investigadora Rocío Quintal López destacó que el estudio permitirá tener “una radiografía” del pueblo maya yucateco.

El objetivo, dijo la especialista del Centro de Investigaciones Regionales “Hideyo Noguchi” de la UADY, es conocer cuáles se adscriben como indígenas y cuál es su realidad social.

Indicó que mediante una metodología participativa, es decir, “darle el micrófono a las poblaciones en asambleas”, se busca determinar si ellos se auto-adscriben como mayas.

También se busca conocer cómo enfrentan la migración, los servicios de salud y educación, carencia de servicios públicos, a qué religión pertenecen, cuáles son sus tradiciones, entre otros temas que faciliten el diseño de políticas públicas específicas, apuntó.

Con esta información, expuso, se podrá definir cuáles son poblaciones mayas, ello siguiendo un modelo implementado por la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Hidalgo, el cual tuvo una aplicación de dos años, tiempo que se estima durará en el Yucatán.

A su vez, la directora del Indemaya, Elizabeth Gamboa Solís destacó que la auto-adscripción es uno de los principales parámetros que se considera en la actualidad para definir como maya a las personas o poblaciones en el estado.

Resaltó que en la entidad se estima 58 por ciento de la población es maya, al indicar que ese registro y esa “fotografía” también permitirá conocer cuáles son los cambios que presentan las comunidades de esa etnia.

Refirió que pobladores de muchas comunidades, principalmente de la zona sur del estado, han migrado y a su regreso traen consigo nuevas formas de vida.

Sin embargo, expuso que la autoadscripción indígena prevalece, incluso en las comunidades que habitan en Estados Unidos, donde los usos y costumbres continúa entre las nuevas generación de yucatecos.