Washington, 13 jun (EFE).- Unos 6 mil 600 millones de dólares de los fondos de Estados Unidos destinados a la reconstrucción de Irak tras la invasión de 2003, se han perdido y probablemente han sido robados, informó hoy el diario Los Angeles Times.

El rotativo, que cita como fuente de su información a los auditores estadounidenses que han revisado las cuentas, indica que esa suma “era parte de la remesa de 12.000 millones de dólares en efectivo que el presidente George W. Bush autorizó en 2003 y 2004”.

“Los gobiernos de EE.UU. y de Irak están cerrando los libros de contabilidad de ese programa este mes, pero después de múltiples auditorías e investigaciones el Pentágono no puede determinar que ocurrió con los 6.000 millones”, añade el artículo.

Según el diario, “por primera vez los auditores federales indican que parte o todo ese dinero perdido puede haber sido robado y que (su desaparición) no se explica simplemente por errores de contabilidad o asignación equivocada”.

Stuart Bowen, inspector general especial para el programa de reconstrucción de Irak, dijo al diario que la pérdida de los 6.600 millones de dólares “podría ser el mayor robo de fondos de la historia de Estados Unidos”.

Por su lado las autoridades iraquíes argumentan que un acuerdo, firmado en 2004 entre los gobiernos de EE.UU. e Irak, deja a Washington la responsabilidad de ese dinero.

“Abdul Basit Turki Saeed, el auditor jefe iraquí y presidente de la Junta Iraquí de Auditoría Suprema, ha advertido a las autoridades estadounidenses que Irak emprenderá acciones legales para recuperar los fondos perdidos”, escribe el Los Angeles Times.