La visita de dos días del presidente Felipe Calderón Hinojosa a Estados Unidos pasó prácticamente inédita. Ni el diario Los Angeles Times, el líder en California –estado donde Calderón realizo diversas actividades– publicó notas sobre la presencia del mandatario mexicano.

Calderón, quien se reunión con mexicanos que residen en EU en el condado de San José y que luego participó como principal orador en la ceremonia de graduación de la Universidad de Harvard, culpó a la industria de las armas de Estados Unidos de las miles de muertes que se han producido en México, por la guerra contra el narcotráfico. El jefe del Ejecutivo federal pidió que el gobierno estadunidense aplique más restricciones a la venta de armas.

Ya en Stanford, y frente a cientos de estudiantes, recordó los tiempos en que en México sólo existía un partido político (el PRI) y como éste fue responsable de masacres y crímenes contra jóvenes estudiantes.

Pese a esto, para la prensa de EU, la presencia de Calderón y sus palabras no fueron suficientes para dedicarle espacios, ni siquiera en las secciones de opinión.