Madrid, 13 Jun (Notimex).- Un grupo de jóvenes atacó hoy con piedras y botellas el convoy del rey Abdulá II de Jordania, desconfiados de sus promesas de acelerar reformas democráticas en el país para evitar movilizaciones como en otras naciones árabes.

El incidente se registró esta mañana cuando el monarca llegaba a la sureña ciudad de Tafileh para una visita y unas horas después de haber asumido el compromiso de impulsar reformas para que el gobierno sea designado por un Parlamento elegido de manera democrática.

“El convoy del rey ha sido atacado con piedras y botellas vacías por un grupo de hombres jóvenes entre los 20 y 30 años después de que el coche del monarca entraba en Tafileh”, informó una fuente del servicios de seguridad, tras confirmar que Abdulá II está a salvo.

El monarca no ha sufrido heridas, nadie ha sido herido, afirmó la fuente, tras revelar que para evitar mayores “contratiempos” el cortejo real tuvo que modificar su trayecto por Tafileh, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

A fines del mes pasado, un grupo autodenominado “Jóvenes de Tafileh” se manifestó contra el rey de Jordania, emulando las movilizaciones de Túnez y Egipto que pusieron fin a sus respectivos gobiernos.

Durante sus movilizaciones, los jóvenes jordanos pidieron la caída de la monarquía, reformas políticas y económicas, así como el fin de la corrupción, que -afirman- se ha vuelto un práctica común en Jordania durante los últimos años.

El ataque contra el convoy se registró horas después de que el rey Abdulá se comprometió a reformar la ley electoral, con el objetivo de que el gobierno tenga el respaldo del Parlamento, por lo que los atacante podrían estar desconfiando de sus promesas.

En un discurso a la nación difundido por la televisión, en ocasión del duodécimo aniversario de su ascensión al trono, Abdulá II prometió impulsar lo más pronto posibles las reformas e invitó a sus súbditos a mantener la calma y evitar movilizaciones violentas.

“Estamos buscando un mecanismo que lleve a un Parlamento con representación efectiva de los partidos y a la formación de un gobierno con mayorías en el Parlamento”, destacó la víspera el rey jordano.

Además, el monarca prometió luchar por las demandas de poner fin a la corrupción en pro del futuro del país, “buscamos un Estado democrático, plural y respetuoso, que nos lleve a optimizar los logros de nuestro país y proteger la unidad”.

Desde enero, Jordania ha enfrentado movimientos de protesta por parte de la población que han desatado el caos.